Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 12 de abril de 2018

Tres detenidos por hacerse pasar por operarios de telefonía para poner cámaras ocultas

Guardar en Mis Noticias.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres individuos cuando se disponían a retirar un dispositivo de grabación de imágenes simulado dentro de un detector de humos, colocado en el techo enfocando al teclado de activación y desactivación de la alarma de un laboratorio de prótesis dental, cuando los trabajadores iniciaban o ponían fin a su jornada laboral, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación se inicio a finales del mes de febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo con fuerza en un laboratorio de prótesis dental.


Los detenidos se hacían pasar por operarios de empresas de telefonía que con la excusa de de revisar cualquier dispositivo telefónico, accedían a las instalaciones, estudiaban la organización y disposición del establecimiento para después colocar estos artilugios de grabación y ver la forma idónea de llevar a cabo el robo posteriormente.


Tras dejar el dispositivo grabando unos días, lo retiraban y procedían a comprobar si habían conseguido la clave, si la gestión era positiva en próximos días llevaban a cabo el robo.


La colocación de estos dispositivos pueden ser colocados y camuflados fácilmente siendo su objetivo cualquier establecimiento comercial o local, susceptible de poder ser robado días después, por su atractivo económico entre otros.


El artilugio se trataba de un dispositivo de grabación rudimentario, dotado de tres baterías que proporcionan una autonomía para varios días, así como una tarjeta de memoria que recoge las imágenes, no teniendo la posibilidad de contactar con el receptor por "wifi", al no disponer de tarjeta SIM, siendo necesaria su recuperación como paso previo a la perpetración del robo.


Los delincuentes tenían que instalar el dispositivo y recogerlo días después para poder obtener las imágenes grabadas tecleando la clave de acceso por parte de los empleados.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress