Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Lunes, 12 de febrero de 2018
EL EXSECRETARIO GENERAL DEL PP No aporta ninguna prueba AL JUEZ

Granados implica a Cifuentes y González en campañas de imagen de Aguirre

Guardar en Mis Noticias.

El exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados ha declarado ante el juez que en los comicios autonómicos de 2007 y 2011 se llevó a cabo una campaña electoral "paralela" para la expresidenta regional Esperanza Aguirre fuera de la contabilidad legal del partido, que dirigió Ignacio González y en la que implica también a la actual presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

[Img #68948]También ha resaltado que no se movía nada en la formación o en la Comunidad sin que lo supiese Aguirre.

 

Granados, que ha declarado durante tres horas ante el magistrado instructor de la causa en la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha asegurado que cuenta "la verdad" y que no ha traído documentación a su declaración en sede judicial porque cuando abandona un cargo público sale "con lo puesto". No obstante ha dicho que todo lo que ha explicado se puede corroborar "porque es verdad".

 

Sin embargo, fuentes presentes en el interrogatorio han asegurado que la versión que ha ofrecido en sede judicial el exdirigente 'popular' se basa en su intuición ya que a él no se le comunicaban todas las decisiones sobre las campañas electorales pese a ser el secretario general del partido en Madrid, porque quien de verdad tenía el control era Ignacio González.

 

El presunto cabecilla de la trama que se investiga en la Audiencia Nacional desde 2014 había solicitado declarar para desmontar "las graves acusaciones" que se han hecho contra su persona en los últimos tres años, la inmensa mayoría de ellas, ha dicho, "injustas y basadas en la nada".

 

"MI INTENCIÓN NO ES ACUSAR"

 

Por ello su intención no es acusar "a nadie de nada" sino fijar las responsabilidades en la toma de decisiones "de cada cual en cada caso concreto", ha dicho en referencia a Esperanza Aguirre e Ignacio González. De hecho, a preguntas de si eran conscientes de esta dinámica los dos exdirigentes regionales, Granados ha respondido que "así es".

 

"Hoy no he manifestado ninguna duda sobre la limpieza y la honradez de las personas, de los directores generales, de los viceconsejeros, de los funcionarios de la Comunidad de Madrid... todo lo contrario. Estoy absolutamente seguro de su honradez y que han hecho todo de acuerdo la ley y como debían", ha matizado ante los medios.

 

No obstante, sí ha asegurado ante el juez García Castellón que eran Aguirre y González quienes controlaban los nombramientos de cargos en la Comunidad de Madrid. En el caso de la extinta Arpegio, empresa pública del suelo vinculada a la trama, Granados delegó su responsabilidad en el exconsejero delegado Eduardo Larraz, por orden directa de Esperanza Aguirre.

 

Larraz, que está investigado en la trama por cobrar presuntamente comisiones a cambio de la adjudicación de contratos urbanísticos, ya declaró en sede judicial para aclarar la procedencia de los 146 lingotes de oro, valorados en casi dos millones de euros, guardados en una cuenta en Suiza.

 

Según fuentes presentes en el interrogatorio ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, Granados ha explicado que no tuvo ningún poder en los años en que fue secretario general del PP de Madrid, ya que quien dirigía el partido era Ignacio González junto con su equipo más próximo, en el que ha situado a Cifuentes, al exconsejero de Medio Ambiente Borja Sarasola, al senador Jaime González Taboada y a la exdirectora de Comunicación de Aguirre Isabel Gallego.

 

Las fuentes consultadas han remarcado que el exdirigente 'popular' ha sido poco claro en sus afirmaciones durante el interrogatorio. En un momento dado, ha dicho que González y Cifuentes mantenían buena relación en esos años y que la actual presidenta estuvo en la estructura que dirigía su antecesor hasta que hubo una "ruptura sentimental" entre ellos.

 

Durante toda su comparecencia, Granados ha insistido varias veces en que, por mucho que él ostentara el cargo de secretario general del PP de Madrid, los que estaban al frente de la toma de decisiones eran González y su equipo. Pero eso sí, ha recalcado después que no había ninguna decisión que no conociese Esperanza Aguirre, ya que tenía información de cualquier movimiento tanto en el partido como en el Gobierno regional.

 

El ex secretario general ha declarado ante el juez García Castellón durante tres horas, pero sólo ha contestado a preguntas de su abogado. El próximo 20 de febrero deberá responder a las partes personadas en la causa.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress