Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Miércoles, 7 de febrero de 2018
remitido

Un San Valentín con ideas originales para celebrarlo por todo lo alto

Guardar en Mis Noticias.

Ya sea porque, año tras año, se hace más difícil pensar en nuevos modos de celebrar el Día de los Enamorados, o bien porque somos duchos en esto de hacer sorpresas, lo cierto es que el universo se confabula de manera repetida para que no olvidemos el compromiso de declararnos a otros.

[Img #68744]Para no caer en lugares comunes al festejar este día, debemos dar lo mejor de nosotros, ya sea a través de una sencilla pero efectiva carta de amor manuscrita y personalizada o bien, si sentimos que la tarea nos abruma o si nos falta inspiración creativa, siempre podemos encargarla a través de alguna de las infinitas páginas de internet dedicadas a este fin. No debemos olvidar que el principal atractivo de este regalo concreto es la posibilidad de conservarlo físicamente para siempre, a diferencia de los clásicos bombones o de las flores caducas. Además, incluye el valor añadido del tiempo dedicado ex profeso a hacerle saber a nuestra pareja lo mucho que significa.

 

Si, por el contrario, nuestra creatividad se cierne en los fogones, un desayuno en la cama o un brunch, en apariencia improvisado, puede hacer las delicias de madrugadores. En este sentido, resulta fundamental la preparación previa de todos los detalles, ya que, a pesar de la sencilla naturaleza de este plan, los ingredientes a utilizar, la receta de los platos escogidos (sugerimos cupcakes, gofres o tortitas, en su versión americana, o panecillos amb tumaca o tostadas, si escogemos platos mediterráneos) y las flores que lo acompañan son la clave para que un simple desayuno se convierta en una celebración inolvidable de la que poder disfrutar. Conviene recordar que las mimosas en sendas copas de flauta se consideran un clásico, como así lo recuerdan infinidad de películas y series de televisión, y que una cocina empantanada ensombrece la intención.

 

Y si, aun con todo, sentimos que nos falta algo, no hay conmemoración que se resista a la presencia de unos genuinos globos de helio marcados con nuestros mejores deseos, ya sea con una explícita confesión en forma de corazón o a través, por ejemplo, del uso del helio como sorpresa añadida (esto es inflar el globo con helio e introducirlo en una caja con un pequeño detalle o nota junto a un puñadito de confeti dentro del propio globo para que, una vez abierto el embalaje, pueda ser explotado con un palillo de dientes, aguja o pequeño pincho mientras flota; así, se desenvuelve en un solo gesto y el confeti se lanza sin más necesidad). En la actualidad, contamos con la posibilidad de utilizar pequeñas bombonas y botellas desechables que pueden enviarnos a la dirección deseada, como así lo confirman empresas distinguidas del sector (tal es el caso de www.comprarhelioparaglobos.com), incluyendo un conjunto de globos led que, además de dejar volar nuestra imaginación, sobrevolará el techo de nuestra estancia.

 

Por el contrario, si eres de los que no pueden quedarse en la cama ociosos o de los que disfrutan del aire libre, si eres de los intrépidos que no creen en convencionalismos sociales pero desean expresar su amor a los cuatro vientos, quizás una sesión de Paintball sea una interesante opción a considerar. Porque, ¿quién no ha deseado, incluso en San Valentín, crear un pequeño ejército de dos contra el mundo o enfrentarse en las trincheras a la persona amada para poder demostrarle, a base de coloridos pelotazos, eso sí, cuánto le queremos?

 

Otras ideas, como el aprovechamiento de las luces de navidad durante una acalorada velada precedida de una suculenta cena, pueden agregarse con efectividad, rapidez y economía a nuestros planes si somos olvidadizos o contamos con un presupuesto limitado. Asimismo, y teniendo en cuenta la personalidad y gustos de nuestra pareja, regalar la plantación de un árbol en su nombre o incluso la posibilidad de plantarlo en pareja, como se ha venido promoviendo en los últimos años, puede suponer una grata sorpresa para los que no encuentran el momento de comprometerse con su lado más verde.

 

Joyas personalizadas (algunos bolsillos pudientes escogen regalar su ADN a través de una piedra preciosa), bombones de temática erótica y pijamas conjuntados aparte, el universo de los regalos para San Valentín se han sofisticado, hasta el punto en que en la actualidad se comercializan pétalos de rosas sin tallo ni espinas o exclusivos elixires corporales diseñados a demanda para los más extravagantes. También se encuentran a golpe de click juegos y juguetes tradicionales adaptados a la ocasión (cuatro en raya de corazones, Monopoly para parejas y múltiples juegos de dados picantes, entre una gran variedad) o recomendaciones clásicas y modernas de películas a disfrutar siendo dos.

 

Así pues, no hay excusa para no dedicar un día al año (se admiten otras fechas) a demostrar lo mucho que nos importa nuestro compañero y sucumbir al placer de los placeres que es siempre enamorar. Aprovechemos. Provocar placer ajeno es siempre doble placer.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress