Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 7 de enero de 2018
bautiza a 34 niños en la Capilla Sixtina

El Papa reitera que amamantar en público es usar el lenguaje del amor

Guardar en Mis Noticias.

El Papa ha bautizado a 34 bebés -18 niñas y 16 niños- en la Capilla Sixtina y, como ya hiciera en años anteriores, ha invitado a las madres a dar el pecho en público porque -según ha subrayado- amamantar en público es usar el "lenguaje del amor".

[Img #67721]"Si ellos comienzan a hacer el concierto (llorar) porque no están cómodos, tienen calor, o tienen hambre, dadles de amamantar, sin miedo, porque también esto es un lenguaje de amor", ha señalado durante la homilía.

 

Francisco hizo el signo de la cruz en la frente de cada niño, después de que los padres pronunciasen en voz alta su nombre, en una ceremonia que ya se ha convertido en una tradición anual del primer domingo del año después de la Epifanía. Se trata de una costumbre que inició San Juan Pablo II en 1989 para recordar el día en el que Jesús fue bautizado en el río Jordán.

 

En la homilía, que pronunció sin papeles de forma totalmente improvisada, el Papa ha recordado a los padres y padrinos que la principal tarea que tienen ahora por delante es la de transmitir la fe a los niños: "Vosotros traéis al Bautismo a vuestros hijos. Este es el primer paso para aquella tarea que tenéis de la transmisión de la fe. Tenemos necesidad del Espíritu Santo para transmitir a fe, solos no podemos. Poder transmitir la fe es una gracia del Espíritu Santo", ha señalado.

 

El pontífice ha explicado que la transmisión de la fe "solamente puede hacerse en 'dialecto'" que se usa en la familia. "Después vendrán los catequistas a desarrollar esta primera transmisión. Con ideas, explicaciones, pero no os olvidéis de que se hace en dialecto. Y si falta el dialecto, si en casa no se habla entre los padres la lengua del amor, la transmisión no es tan fácil, no se podrá hacer", ha manifestado.

 

De este modo, ha invitado a no olvidarse de la lengua de los niños: "Ellos hablan como pueden, pero le gusta mucho a Jesús". Finalmente ha exhortado a los padres a rezar de manera sencilla con ellos. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress