Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 6 de enero de 2018
el proyecto 'Reyes Magos de Verdad' cumple 10 años

10.000 niños y ancianos sin recursos reciben el regalo que deseaban

Guardar en Mis Noticias.

Unos 10.000 niños y ancianos sin recursos han recibido este 6 de enero el regalo que pidieron en su carta gracias a la iniciativa 'Reyes Magos de Verdad' que este 2018 cumple 10 años. Este proyecto, que empezó con un grupo de amigas, tiene como fin no solo que ningún niño ni persona mayor se quede sin regalo sino además que este sea el que ellos deseaban.

[Img #67688]La iniciativa surgió cuando Paloma Lladó, voluntaria de distintos centros, se dio cuenta de que había muchos niños en España que no recibían un regalo de Reyes y que ya no creían en la magia. En poco tiempo, contactó con sus allegados y logró recopilar 150 juguetes nuevos para 150 niños. Al año siguiente, se juntó con siete amigas y dieron forma al proyecto bajo el nombre 'Reyes Magos de Verdad'.

 

Actualmente, lo gestionan cerca de 40 personas que, durante los meses previos a la Navidad, se dedican de intensivamente al proyecto de forma voluntaria. Además, cuentan con la colaboración de porteros, recepcionistas, amigos y empresas que les ayudan a transportar regalos y a distribuirlos.

 

Una de las coordinadoras que gestionan el proyecto, Cristina Goyoaga, explica a Europa Press que el año pasado consiguieron entregar más de 9.000 regalos y que en este 2018 esperan llegar a 10.000, con motivo de su décimo aniversario.

 

Los paquetes llegan a residencias, personas con discapacidad, centros de acogida, niños cuyos padres están en rehabilitación por droga, menores huérfanos, a cárceles donde hay pequeños que viven con sus madres, a asociaciones donde algunos niños de zonas deprimidas como la Cañada Real, en Madrid, reciben clases extraescolares, o a parroquias donde ayudan a familias en situación de necesidad.

 

El número de centros que se adscriben aumenta cada año y las coordinadoras consiguen que lleguen todos los regalos, desplazándose ellas mismas o con la colaboración de empresas como Correos que permiten que los paquetes lleguen a Madrid, Barcelona, Valencia, Cuenca, Granada, Sevilla, Málaga, Asturias, Cádiz, A Coruña o Las Palmas de Gran Canaria.

 

Entre los regalos que más piden los niños en las cartas destacan las casitas de muñecas, los carritos de bebés, los coches teledirigidos y los balones de fútbol. Además, este año, según explica Goyoaga, se ha puesto muy de moda un reloj sumergible y lo que más les ha llamado la atención es que muchos pequeños de 9 a 11 años han pedido osos de peluche gigantes.

 

UNA BOLA DEL MUNDO O UNA ESCOBA PARA BARRER EL JARDÍN

"Nos ha hecho pensar que quizá por la falta de cariño estén buscando algo que les dé consuelo", explica. También reciben misivas en las que los menores piden una lámpara para estudiar o una bola del mundo, en lugar de juguetes.

 

Por su parte, las personas mayores piden más productos de aseo, colonias o incluso sábanas y, de año en año, se sorprenden con algunos paquetes curiosos. "Este año hemos recibido un paquete alargadísimo. Me fui a mirar la carta para ver qué había pedido el señor destinatario del regalo y descubrí que eran unas escobas para barrer el jardín de la residencia donde está", señala.

 

Si bien, la iniciativa no sería posible sin las miles de personas que cada año participan en la campaña, que se convierten en los "Reyes Magos colaboradores". El funcionamiento es sencillo: en el mes de octubre, las coordinadoras se ponen en contacto con los centros y parroquias que necesitan ayuda y se les indica que deben ir pidiendo a niños y ancianos que escriban su carta a los Reyes Magos.

 

Se piden tres regalos por un valor de entre 25 y 35 euros, que es el precio que suelen tener los juguetes más solicitados. A partir del 10 de noviembre de cada año se abre la inscripción de Reyes Magos y el plazo permanece abierto hasta que todos los niños y ancianos tienen un Rey Mago.

 

Durante el mes de noviembre se van recogiendo las cartas, se escanean, y cada una de ellas se envía al Rey Mago asignado. En diciembre, aquellas personas que se hayan inscrito para participar en la campaña reciben por correo electrónico las instrucciones y la carta del niño o anciano escaneada.

 

ENTRE 25 Y 35 EUROS

Los 'Reyes' deben comprar uno de los tres regalos pedidos por el niño o anciano, siempre dentro del importe de 25 a 35 euros y entregarlo envuelto en la dirección que se indica con la etiqueta correspondiente.

 

También hay entre 1.000 y 2.000 'Reyes' de "reserva" a los que se pide el esfuerzo adicional de comprar el regalo, a veces, de un día para otro para que ningún niño se quede sin regalo, en el caso de que otros fallen, ya sea porque se les olvida, porque enferman o por problemas familiares.

 

Hay niños que reciben el regalo en casas de acogida, en la cárcel si viven allí con sus madres e incluso en su propia casa, siendo el único regalo que reciben. En otros casos, se hace una fiesta de entrega de regalos, en la que son los Reyes Magos o sus pajes --nunca la persona que compra el regalo-- los encargados de entregarlos.

 

"NO SE TRATA DE DAR LO QUE TE SOBRA"

"Recuerdo el momento de abrir la carta, la ilusión que me hizo cuando la coordinadora me envió la lista escrita por la niña. Era un encanto. Pidió varias cosas y se suponía que sólo podías regalarle una, pero al final le envié las tres porque pensé que si a alguien le fallaba su rey mago, habría más paquetes para compartir", explica a Europa Press Isabel, que participó en una de las campañas como 'Reina regaladora'.

 

Además, considera que es una iniciativa "fantástica" porque "no se trata de dar al tuntún lo que te sobra o que ya está usado, sino de que esa niña reciba exactamente aquello con lo que sueña y que ha pedido a los Reyes Magos, es decir, garantizar que el día 6 tendrá la misma ilusión y la misma alegría que tienen los niños que no se encuentran en esa situación de vulnerabilidad".

 

Goyoaga asegura que "hay mucha gente buena", incluso casos de 'Reyes' que se han mudado a otro país y que desde allí siguen participando en la iniciativa. Asimismo, recuerda el caso de un señor mayor que fue huérfano y que todos los años hace un regalo o el de un 'Rey' al que no se le ajustaba el presupuesto para cumplir el deseo de su mayor --un sombrero cordobés-- y no se detuvo hasta encontrar uno que sí lo hiciera. También se desviven para que los regalos lleguen a tiempo las coordinadoras que, al mismo tiempo siguen con su vida y que en estos meses se quitan horas de sueño para que se cumplan los deseos de niños y mayores.

 

En definitiva, tratan de mantener el espíritu de esta iniciativa que, más allá del regalo material, lleva a aquellos que se encuentran más solos en estas fechas algo de magia. "Son personas muy olvidadas, no reciben cariño, nadie les escucha, ya no creen en nada y ver que un Rey Mago les presta atención y les trae algo que de verdad desean, es lo que produce la magia", subraya.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress