Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

.
Martes, 12 de diciembre de 2017

¡A por ella!

Guardar en Mis Noticias.

Podría ser el título de una película, pero más bien tiene que ver con la campaña electoral catalana. Y es que como las encuestas auguran que Ciudadanos puede obtener un buen resultado en las urnas, el resto de los partidos que compiten en las elecciones apuntan a Inés Arrimadas por tierra, mar y aire. Vamos que a Iceta, Albiol, Rovira, Doménech, Puigdemont y los candidatos de la CUP, solo les falta gritar: "A por ella".

Así que sobre Inés Arrimadas recaen la mayoría de las descalificaciones que estamos escuchando en esta campaña. Lo malo, para ella y su partido, es que al final una campaña tan agresiva puede terminar haciendo mella en el electorado. No sería la primera vez que las expectativas electorales de Ciudadanos son altas y luego las urnas las rebajan.

 

En cualquier caso esas buenas expectativas, no solo en Cataluña, también en el resto de España, hace que Ciudadanos esté sufriendo una campaña durísima por parte de sus oponentes políticos, tanto de izquierda como de derechas. Les están acusando de todo, de ser la "marca" elegida por los bancos, de representar una derecha extrema, de ser un peligro si logran gobernar, etc, etc, etc. Lo cual demuestra que como efectivamente el resto de sus oponentes políticos les temen, Albert Rivera podría decir aquello de "ladran, luego cabalgamos".

 

Pero ya digo que las campañas de desprestigio terminan haciendo mella y hay muchos ciudadanos que se creen algunas de las patrañas que se lanzan como dardos envenenados contra Ciudadanos. Si Inés Arrimadas obtuviera un buen resultado electoral que la permitiera junto a otras fuerzas formar gobierno, dudo mucho que esas fuerzas, o sea el PSC, se lo vaya a poner fácil. Es más, desde filas socialistas no se deja de advertir que no piensan hacer a Arrimadas presidenta de la Generalitat, lo cual, dicho sea de paso, me sorprende.

 

¿Pactar con Ciudadanos es peor que hacerlo con Esquerra? En mi opinión es mejor, entre otras cosas porque hoy por hoy los líderes de Ciudadanos no han cometido ningún dislate. ¿O sería peor que pactar con Ada Colau? Pues la respuesta vuelve a ser que pactar con Ada Colau sería un grave error porque los Comunes se mueven en una ambigüedad un tanto cínica y tienen su corazón más cerca del independentismo que de la Constitución.

 

Aún faltan unos cuantos días para que se celebren las elecciones en Cataluña y por lo que se ve muchos tienen a Inés Arrimadas como el principal adversario a batir.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress