Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 2 de diciembre de 2017
aunque el último misil es capaz de volar 13.000 kms

Seúl duda sobre las nuevas capacidades nucleares de Corea del Norte

Guardar en Mis Noticias.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur ha asegurado que Corea del Norte no ha cruzado la "línea roja" pese al último lanzamiento de un misil balístico intercontinental dado que existen dudas sobre las verdaderas capacidades de Pyongyang.

[Img #66537]Aunque el Ejército surcoreano ha confirmado que el misil lanzado es nuevo y no una versión de otro anterior, que además es capaz de sobrevolar 13.000 kilómetros y alcanzar cualquier parte del territorio estadounidense, "el Gobierno no cree que el último ensayo de Corea del Norte haya demostrado su plena capacidad a la hora de utilizar misiles balísticos intercontinentales. Esto incluye la tecnología de entrada en la atmósfera y el sistema de guía", ha aseverado Lee Eugene, portavoz del ministerio.

 

"Corea del Sur no considera los actos de Corea del Norte como un cruce de la línea roja", ha añadido durante una rueda de prensa Lee, que ha manifestado que Pyongyang se abstendrá de realizar más provocaciones si la situación de seguridad continúa como está ahora.

 

"Si no se produce un cambio extremo en la situación o intervienen otros factores externos, Corea del Norte no seguirá provocando con sus acciones", ha explicado, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap.

 

Asimismo, ha manifestado que no cree que Corea del Norte haya completado del todo su programa nuclear, tal y como han destacado las autoridades tras el lanzamiento de un misil Hwasong-15 este miércoles.

 

"El Gobierno continúa firme a la hora de impulsar los esfuerzos hacia la paz para resolver el asunto nuclear norcoreano con la comunidad internacional", ha afirmado Lee.

 

El jueves, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur alertó de que el Hwasong-15 utilizado por Corea del Norte había sido desarrollado de forma completamente nueva y no únicamente como una versión mejorada del Hwasong-14. El misil podría atravesar más de 13.000 kilómetros y llegar a territorio continental estadounidense.

 

MATTIS NO SE DA POR VENCIDO

 

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha manifestado que continuará con los esfuerzos diplomáticos sobre Corea del Norte, según ha declarado en una reunión con periodistas antes de reunirse el jueves con el primer ministro de Libia.

 

El responsable del Pentágono ha dicho que no estaba "dispuesto" a reconocer que la diplomacia no ha logrado revertir las ambiciones nucleares y armamentísticas del régimen norcoreano.

 

"Continuaremos trabajando diplomáticamente. Seguiremos trabajando a través de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y seremos constantes en eso", ha aseverado Mattis.

 

El funcionario ha añadido que, al mismo tiempo, los diplomáticos estadounidenses hablarán desde una postura de fuerza, porque tienen opciones militares. Sin embargo, si Corea del Norte amenaza directamente a Estados Unidos o a sus aliados, el secretario de Defensa ha concluido que se pondría "en marcha el juego".

 

MOON Y TRUMP ACUERDAN INCREMENTAR LA PRESIÓN

 

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Corea del Sur, Moon Jae In, ha acordado el viernes aumentar la presión sobre Corea del Norte y más sanciones contra el régimen en un intento de llevar a Pyongyang a la mesa de negociaciones.

 

Ambos líderes han mantenido dos conversaciones telefónicas en menos de 24 horas en las que han compartido la necesidad de "fuertes sanciones y presión" sobre el país comunista hasta que éste abandone "de manera voluntaria" su escalada armamentística y nuclear.

 

El misil lanzado por Corea del Norte, que habría alcanzado una altitud de unos 4.500 kilómetros y habría recorrido unos 950 kilómetros, es el más potente y el más avanzado de todos los lanzados hasta la fecha, aunque desde el Ministerio de Defensa surcoreano se muestran convencidos de que aún no tienen la tecnología para miniaturizar ojivas nucleares.

 

El objetivo, tanto de Naciones Unidas, como de los países directamente amenazados por Kim Jong Un es prevenir y evitar que avancen aún más en su tecnología y lograr el desmantelamiento del armamento nuclear del que dispone el régimen.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress