Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Viernes, 1 de diciembre de 2017

Persisten los problemas por la erupción del volcán Agung

Guardar en Mis Noticias.

La aerolínea australiana Jetstar ha cancelado nueve de los 18 vuelos que tenía programados con destino a la isla indonesia de Bali debido a la presencia de una nube de cenizas provocada por la erupción del volcán Agung.

[Img #66502]Las autoridades del país han alertado de que el desplazamiento de la nube de ceniza volcánica, que se encuentra a unos 60 kilómetros del monte Agung, podría afectar significativamente a las operaciones del aeropuerto de Bali, que permaneció cerrado esta semana durante dos días hasta que fue reabierto el miércoles por la tarde. Jetstar, filial de Qantas Airways Ltd, tenía previsto realizar prácticamente una veintena de vuelos para sacar de la isla a cerca de 4.300 personas y trasladarlas a Australia. La compañía ha cancelado los vuelos después de que se produjera un repentino cambio en el pronóstico meteorológico de cara a los próximos días.

 

La apertura del aeródromo permitió a miles de pasajeros, que se encontraban varados en la isla y provenían principalmente de Australia y China, abandonarla.

 

Las compañías aéreas han operado vuelos adicionales a Bali este jueves para permitir a los miles de turistas regresar a casa. China Southern Airlines y China Eastern Airlines han enviado aviones para recoger a más de 2.700 turistas chinos de Bali.

 

No obstante, los expertos meteorológicos estiman que aún es posible que se produzca otra erupción volcánica.

 

Las autoridades indonesias están pidiendo a las personas que vivan en un radio de diez kilómetros con respecto a la cumbre del volcán que se desplacen a los centros de emergencia, pero muchas de ellas no quieren dejar sus hogares y su ganado desatendido.

 

Por el momento, se estima que 43.000 personas se han desplazado hasta los refugios habilitados y que otras 100.000 aún se encuentran en las zonas de riesgo.

 

La última erupción del volcán se produjo en 1963 y supuso la muerte de más de 1.000 personas y la desaparición de muchas aldeas. Los expertos no pueden asegurar todavía si esta erupción será mayor que la de entonces, si bien han alertado de su peligro potencial.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress