Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Martes, 28 de noviembre de 2017
remitido

Consejos para una caldera libre de accidentes

Guardar en Mis Noticias.

Se acerca el frío del invierno, lo que hace obligatorio revisar el buen funcionamiento de nuestras calderas para asegurarnos un buen uso y a la vez evitarnos malos ratos y accidentes.

[Img #66417]

En este caso, ha llegado el momento de hacerle el debido mantenimiento a la caldera de nuestra casa para ello es ideal buscar el apoyo de expertos como https://mahico.com/reparacion-calderas-madrid/, que nos dé la satisfacción y tranquilidad de una caldera de gas segura y sin problemas.

 

Debemos tener presente que, aunque este tipo de instalaciones han sido mejoradas con la evolución industrial de los últimos años, siendo cada vez más seguras, prevalecen ciertos riesgos a tener en cuenta que fácilmente pueden ser evitados con algunas simples medidas a ejecutar. El principal riesgo al cual se expone una familia por no realizar el adecuado mantenimiento a la caldera es la mala combustión. Esto ocurre cuando el gas no es quemado en su totalidad, dando pie a la emanación excesiva de monóxido de carbono, en especial cuando se halla en grandes cantidades afectando principalmente cerebro y corazón por la falta de oxígeno.

 

Uno de los mayores temores de los usuarios de calderas es el riesgo de explosiones tanto por el uso de combustibles como por el exceso de presión dentro de la caldera, aunque realmente esto es algo poco probable. Las fugas de gas pueden ser detectadas fácilmente por el inconfundible olor presente en los combustibles.

 

Por otra parte, la presión de la caldera debe ser monitoreada de manera regular a fin de percatarse rápidamente en caso de alteraciones en su uso que podrían llevar a su mal funcionamiento y accidentes indeseados, desde luego ante cualquier alteración en los niveles de presión o vapor debemos buscar inmediatamente la ayuda de profesionales como repaexpress, para realizar un mantenimiento adecuado, y también podemos seguir los siguientes consejos útiles para mantener calderas y hogares seguros.

 

La instalación es cosa de profesionales

 

La implementación de todo artefacto que funcione o involucre el uso de gas, debe invariablemente realizarse por profesionales en el área. La manipulación de gas, así como de cualquier combustible no debe tomarse a la ligera, su uso siempre expone a nuestros seres queridos a riesgos que fácilmente pueden evitarse contratando a un profesional que de seguro tendrá mayor experiencia en esta labor de la que podemos tener nosotros. Ellos podrán guiarte además en temas como qué modelo conviene más, los mantenimientos posteriores y el uso adecuado para garantizar una larga vida a nuestro sistema de calefacción.

 

Mantente atento a la llama

 

En cada ocasión que enciendas la caldera, fíjate en la intensidad y color de la llama. Verifica y asegúrate de que estos dos aspectos son los adecuados en la llama de tu caldera. Ésta debe poseer la correcta intensidad, ni mucho ni poco, además debe ser de color azul. Cumplir con estos dos requisitos es indicativo de que todo está funcionando de forma correcta.

 

Si, por el contrario, observas cambios de color o intensidad en la llama, es momento de consultar nuevamente con un profesional, porque estas variaciones en la llama son señal de algún desperfecto o mal funcionamiento, es probable que exista una fuga u otro problema que pudiera ocasionar mayores problema. Por lo tanto, si te percatas de que la llama de tu caldera cambia a tonos naranjas o amarillos, cierra el gas de manera inmediata y contacta con reparaciones-madrid.com .

 

Que no falte la ventilación

 

La ventilación es un aspecto esencial, del cual debemos estar muy atentos en el uso y cuidado de nuestra caldera. Normalmente, éstas se encuentran ubicadas próximas ventanas con la intención de asegurar la apropiada ventilación y disipar los gases que se producen durante la combustión.

 

Ya se ha mencionado que estos gases son altamente tóxicos y su inhalación representa un peligro para los humanos. Por esta razón, es aconsejable abrir la ventana al momento de encender la caldera de gas. También es menester de un usuario cuidadoso, estar atento a cualquier olor a gas que se pueda percibir dentro del espacio donde se encuentre la caldera, pues esto puede deberse a alguna fuga de gas.

 

La limpieza es la regla

 

El cuidado y limpieza de tu caldera puede ahorrarte dinero y dolores de cabeza. Limpiar tu caldera periódicamente evitará obstrucciones en la ventilación, y ya sabes los peligros que conlleva la insuficiente ventilación en tu caldera. Si los gases emanados por el aparato se acumulan dentro de éste, podrías estar exponiendo a ti y a tu familia a un grave peligro. Lo ideal es retirar la grasa, pelusa y residuos que puedan tapar los conductos de ventilación. Lo recomendable es realizar la limpieza una vez cada mes, esto te tomará realmente poco tiempo y te evitará problemas futuros.

 

Estos prácticos consejos son fáciles de incluir en tu rutina diaria, de manera que tu caldera de gas funcionará perfectamente y sin ningún contratiempo. Pocas cosas son tan importantes como la seguridad de tu hogar, ante cualquier duda siempre puedes consultar a reparacioncalderasmadrid.org .

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress