Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Martes, 28 de noviembre de 2017
remitido

Arregla tu coche sin ir al taller, ¿qué necesitas?

Guardar en Mis Noticias.

Te enseñamos los 3 elementos fundamentales con los que reparar tu coche sin acudir a nadie.

[Img #66407]

El mantenimiento de un vehículo es algo que, si bien se hace obligatorio, suele llevar asociado un coste bastante elevado. Los automóviles son algo que se deteriora con el paso del tiempo y el reiterado uso que les damos, sobre todo en aquellos casos en los que se recurre a ellos de forma constante, como bien puede suceder en las personas que lo necesitan para ir a trabajar fuera de la localidad donde viven. No son algo imperecedero y, mientras más kilómetros suman, más averías comienzan a surgir.

 

Las visitas al taller acaban convirtiéndose en una constante, y el pavor a las facturas y presupuestos que emiten los mecánicos en un continuo aumento. Hay reparaciones menos costosas, pero otras que sí hacen a más de uno dudar sobre la necesidad de efectuarlas o reemplazar el vehículo por otro. Sea como fuere, actualmente son cada vez más los que deciden ponerse manos a la obra y comenzar a lanzarse ellos mismos a llenarse las manos de grasa y sumergirse entre tornillos, correas y componentes para efectuar por cuenta propia las reparaciones necesarias.

 

Aprender y hacer las cosas por uno mismo, algo que sigue, aunque vagamente, las líneas del DIY que tan de moda se está poniendo. En otros tiempos, planteárselo siquiera sería una locura; pero ahora, con la cantidad de información y medios a los que tenemos acceso de forma casi instantánea, es posible intentarlo e incluso conseguirlo sin percance alguno. Pero siguen haciendo falta grandes dosis de paciencia y un poco de maña. Los más torpes es mejor que se abstengan.

 

¿Te vas a animar a arreglar tu coche por tu propia cuenta? Lo tienes fácil. Solo necesitas reunir tres requisitos indispensables, o al menos tenerlos en cuenta, para poder comenzar a tantear el realizar esa necesaria reparación ahorrando muchísimos costes y, de paso, aprendiendo un poco más sobre el interior de ese vehículo que tanto te acompaña.

 

Conseguir recambios

 

Si falla una pieza, lo evidente es cambiarla. Comprar recambios para el automóvil es más fácil que nunca gracias a portales como AUTODOC.ES, especializados en la venta y suministros de componentes para que cualquiera pueda comprarlos por cuenta propia. En su catálogo hay piezas para coches de 45 marcas distintas y hasta un total de 900 modelos diferentes.

 

Su abanico es tan amplio que sería raro no encontrar lo que buscas para tu automóvil. Solo debes entrar, elegir la marca, el modelo y el tipo de componente que necesitas. Da igual que sean neumáticos, frenos, carrocería, ejes de suspensión, material de refrigeración, correas... Todo lo que pueda haber en el interior de un vehículo estará ahí, en esa web que te está esperando y por la que debes pasar casi obligatoriamente si te vas a montar un taller casero e improvisado.

 

Conseguir herramientas

 

Evidentemente, por muchas piezas que tengas listas y mucha buena mano, sin herramientas no puedes hacer absolutamente nada. Puedes mirar en algunas de las casas más conocidas, ya que por ejemplo algunas como BOSCH contemplan también este sector de las reparaciones (esta en concreto también vende algunas piezas para automóviles).

 

Haz un buen acopio en caso de no querer acercarte más a un taller salvo por algo extremadamente complejo o, si lo prefieres, ve comprando poco a poco a medida que te vayan surgiendo más necesidades. Con lentitud y mucha calma puedes llegar a hacer acopio de un amplísimo arsenal de aparatos con los que moverte con total soltura entre las entrañas de tu coche.

 

Aprender a realizar las reparaciones

 

Este es el punto más complejo de todos. Hasta ahora, todo lo que hemos listado requería, como mucho, un esfuerzo económico; pero en este caso lo que hace falta es detenerse, valorar y estudiar. Aquí es, precisamente, donde internet ha cambiado más las cosas, hasta un punto antes inconcebible.

 

En Youtube puedes encontrar multitud de tutoriales en vídeo mostrados y detallados por auténticos expertos en materia de reparación. El canal de Autodoc.es ofrece, por ejemplo, infinidad de vídeos subtitulados en los que se ilustra perfectamente cómo se debe proceder para realizar todo tipo de reparaciones. De esta forma, puedes seguir los pasos en tiempo real y con la total seguridad de ver con tus propios ojos cómo se hace, parar, rebobinar y revisionar cuantas veces te sea necesario.

 

En definitiva, a día de hoy es mucho más fácil pararse a reparar cualquier automóvil que tengamos y aprovechar para ahorrar un buen dinero de talleres y arreglos. Evidentemente, hay algunas situaciones en las que ni con todo esto se puede arreglar un vehículo. Por ejemplo, nadie tiene en casa una plataforma elevadora, o conocimientos suficientes de chapa y pintura, por citar algunos casos más llamativos. Pero, para todo lo demás; si quieres, puedes.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress