Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 24 de noviembre de 2017
Steinmeier, socialdemócrata, añade presión

El presidente de Alemania insta a Schulz a negociar otra coalición con Merkel

Guardar en Mis Noticias.

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, se ha reunido con el líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), Martin Schulz, para tratar de encontrar una solución al bloqueo institucional del país después del fracaso de las negociaciones para conformar un gobierno de coalición.

[Img #66251]Steinmeier, también socialdemócrata, se muestra reticente a convocar nuevas elecciones sin agotar todas las posibilidades de diálogo. En este sentido intenta presionar a Schulz para que reconsidere su postura de no reeditar la gran coalición con los conservadores de la canciller Angela Merkel. En medio de un ambiente de creciente presión para salir de la crisis política que afecta a Alemania, el líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) fue recibido el jueves por el presidente Steinmeier.

 

Desde que este lunes el partido liberal (FDP) diera por fracasadas las conversaciones para firmar una alianza tripartita de Gobierno con los conservadores que lidera la canciller y Los Verdes, todas las miradas se fijan de nuevo en el SPD, el único partido que, de dejar atrás su renuencia a aliarse con la canciller, podría evitar la crisis en la primera economía europea.

 

"El SPD es plenamente consciente de su responsabilidad en la actual situación de dificultad", señaló Schulz en declaraciones a DPA el miércoles antes de reunirse en Berlín con su correligionario Steinmeier en el palacio presidencial de Bellevue. "Estoy seguro de que encontraremos una buena solución para nuestro país en los próximos días y semanas", añadió.

 

Dejando a un lado su carácter meramente protocolario, el jefe del Estado, también socialdemócrata, ha asumido en la última semana un papel central en la política alemana al poner en marcha una ronda de contactos con los líderes de las principales formaciones en aras de impulsar la formación de Gobierno y evitar la convocatoria de nuevas elecciones.

 

De todas las reuniones que figuran en la agenda del presidente, la fijada con Martin Schulz se ha ganado el adjetivo de "decisiva", dada la negativa del líder del SPD a sellar, como socio menor, una nueva gran coalición con el bloque conservador de Angela Merkel.
 

La misma noche electoral del 24 de septiembre, inmediatamente después de recibir con el 20,5 por ciento el peor resultado de la posguerra en unos comicios generales, el líder del SPD anunció que descartaba la posibilidad de formar nuevamente una gran coalición con los conservadores de Merkel, una posición en la que ha insistido incluso después de que este domingo se confirmara el fracaso de la alianza tripartita.

 

PRESIÓN AL SPD PARA QUE CAMBIE SU POSTURA

 

No obstante, la presión para que reconsideren su negativa va en aumento y ya se escuchan voces dentro del propio partido que cuestionan el "no" de Schulz y apelan a la responsabilidad hacia el electorado.

 

Algunos líderes socialdemócratas llaman al número uno a reconsiderar su postura y sellar una coalición con Merkel que sirva para evitar nuevas elecciones. Otros sugieren que la solución al bloqueo político que vive Alemania pasaría por que el partido no ponga trabas a un Gobierno en minoría liderado por la "eterna canciller".

 

Una vez que Steinmeier concluya su ronda de contactos con los partidos, se espera que proponga al Parlamento un candidato para la elección de canciller. Tras una tercera ronda de votación, en la que basta contar con una mayoría simple, el jefe de Estado germano debe decidir, según el artículo 63 de la Ley Fundamental, si nombra al elegido y allana el camino para la formación de un Gobierno en minoría o si convoca nuevas elecciones.

 

Alemania tuvo tres veces gobiernos minoritarios en la historia de posguerra, pero por periodos cortos. Por otra parte, la convocatoria de nuevas elecciones probablemente no cambiaría de forma fundamental el actual tablero político.

 

Entretanto, el líder del partido de Merkel en el Parlamento, Volker Kauder, también ha expresado su deseo de que Schulz dé marcha atrás en su postura. "Deseo que los socios actuales en la coalición de Gobierno puedan unirse de nuevo", ha declarado al diario 'Suedwest Presse'.

 

Kauder ha subrayado que Alemania necesita un Gobierno para ofrecer liderazgo en Europa. "Europa está esperando una Alemania capaz de actuar para que finalmente pueda responder a las cuestiones formuladas por el presidente francés (Emmanuel) Macron. El país más fuerte económicamente en Europa no puede mostrarse como un enano económico", ha añadido, según Reuters.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress