Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

.
Martes, 14 de noviembre de 2017

Patriotismo constitucional

Guardar en Mis Noticias.

Visto el panorama electoral que se perfila en Cataluña parece llegada la hora de plantear una reflexión acerca del patriotismo constitucional que emplazará a Ciudadanos, PSC-PSOE y PP a algún tipo alianza así que conozcamos el resultado de los comicios del 21D.

Serán los días en los que el mandato surgido de las urnas establecerá el rumbo de la política catalana. Sabido que el frente separatista va a concurrir desunido y que ERC (Oriol Junqueras) ha dejado en la cuneta a Carles Puigdemont, patético compañero en el intento de sedición, será la ocasión para que los líderes de las fuerzas unionistas ofrezcan un ejemplo de sensatez.

 

Dado que estos tres partidos tienen una proyección nacional el resultado de los comicios catalanes también nos permitirá proyectar expectativas en el escenario más amplio de la política estatal. Pero así que pase el 21D, en el caso de que la suma de votos y escaños obtenidos por los partidos que defienden la unidad de España y el marco constitucional superara al de las fuerzas secesionistas, sería, como digo, la hora del patriotismo constitucional. La hora de la renuncia a los prejuicios partidistas para acordar algún tipo de alianza.

 

Habría llegado el momento de formar un gobierno en el que bien con apoyo parlamentario, como hizo en su día el PP en Euskadi votando a Patxi López (PSE-EE) como "lehendakari" o bien entrando a formar parte del futuro "Govern", como sucede ahora en el País Vasco dónde los socialistas cuentan con tres consejeros en el gabinete autonómico que preside Íñigo Urkullu.

 

Que gobierne la lista más votada (del lado unionista apuntan a Ciudadanos con, posibilidades también, para el PSC), pero que formen un gobierno autonómico que devuelva la normalidad a Cataluña. Obvio es recordar que esta reflexión carecerá de sentido en el caso de que los ciudadanos catalanes opten por votar mayoritariamente a los partidos secesionistas. En ese caso serían responsables de una vuelta a la confrontación que desafiaría el sentido pragmático que en tantas ocasiones les fue atribuido a lo largo de la Historia.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress