Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Viernes, 10 de noviembre de 2017
remitido

La digitalización como herramienta de seguridad en los aeropuertos

Guardar en Mis Noticias.

Recientemente, se leía que en 2016 fueron 230 millones de personas las que transitaron por los aeropuertos de todo el país. Este dato ha permitido que se estén estudiando distintos proyectos de cara a facilitar y a hacer más eficiente el tránsito de los pasajeros, porque, si se piensa bien, desde el parking del aeropuerto que a veces el que alberga el propio edificio es insuficiente, hasta las colas que se producen delante de los controles, generan un gran malestar, para los trabajadores y para los propios pasajeros.

 

[Img #65755]

 

En el día a día de un aeropuerto, entran en juego distintas variables dependiendo de la perspectiva con que se mire. Las más evidentes o tangibles tienen que ver, por un lado, con lo que respecta a los trabajadores (personal de vuelo, de tierra, de seguridad, etc) y, por otro, con lo que tiene que ver con los que van a viajar y las secciones en las que se mueven en el aeropuerto (facturación, controles, restauración, parking, etc). Ambos actores están íntimamente interconectados y ambos están bajo el paraguas de la seguridad, porque, en muchos casos, los caminos y funciones marcadas para uno y para otro responden a una política de seguridad, aumentada sobre todo después de los atentados del 11 de septiembre.

 

Con independencia de esto, en un mundo globalizado como el de hoy en día, en el que cada vez existe más movilidad de un país a otro, las instalaciones se están volviendo insuficientes. De hecho, están surgiendo iniciativas que intentan minimizar este problema, planteando otro modelo de parking del aeropuerto, en el que se prima más la comodidad del pasajero porque, en realidad, sin pasajero no habría ni aviones ni aeropuerto.

 

Por otro lado, y más relacionado con la eficiencia en el recorrido del pasajero una vez dentro y con el trabajo del personal y la seguridad, están surgiendo otros proyectos que trabajan desde el punto de vista del tratamiento de datos para que todos los pasos sean más eficientes y, a priori, se pueda hacer una mejor planificación y siempre en clave de mayor seguridad.

 

En distintos aeropuertos internacionales, a través del big data, se están desarrollando proyectos y programas piloto para entender el comportamiento de los pasajeros y, a partir de ahí, poder predecir y anticiparse a situaciones, como la pérdida de un vuelo o el envío de información de interés. Esto se está llevando a cabo en el aeropuerto de Atenas, dentro del proyecto europeo Transforming Transport.

 

Iniciativas así, también se están dando  aeropuertos como Madrid - Barajas o el Prat, a través del uso de la tecnología Seeketing que, también ayuda a definir, de alguna manera, patrones de los pasajeros.

 

Las herramientas digitales de las que se dispone en estos tiempos (y todas las que están por llegar) no deben ser ignoradas ni vistas con recelo. Ponerlas a disposición de los grandes centros atractores de movilidad facilita, por un lado, el uso de espacios y, por otro, hace aumentar la confianza en el servicio asociado gracias a una mayor sensación de seguridad, una seguridad que se ve amenazada con frecuencia en los grandes lugares como los aeropuertos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress