Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

.
Jueves, 26 de octubre de 2017

El proceso y el procés

Guardar en Mis Noticias.

Estamos tan ocupados con el procés que no tenemos ojos para mirar el proceso. El juicio por una de las patas de la trama Gürtel está dando sus últimos pasos y la fiscal, Concepción Sabadell, ha presentado unas conclusiones demoledoras que desmienten la versión sostenida en estos años por el PP.

Considera "meridianamente acreditado" que Luis el cabrón es Luis Bárcenas, ese personaje que antes de ser "la persona de la que usted me habla" era un hombre que recibía mensajes de apoyo presidenciales -"Luis sé fuerte"- y al que se le puso alfombra roja en su apartamiento del partido con un estrafalario "despido en diferido en forma de simulación".

 

Además sostiene la fiscal que ha quedado "plena y abrumadoramente acreditada" la caja B del PP y afirma que existe "sobrada prueba" de que el partido se ha beneficiado de la actividad delictiva de la trama. Pruebas, por cierto, conseguidas al margen de la colaboración del PP que, mientras proclamaba su plena colaboración con la justicia y su deseo de que todo se aclarase, se dedicaba a destruir discos duros a martillazos.

 

Las conclusiones de la fiscal son muy duras. Nos hablan de cómo los delincuentes de la Gürtel se instalaron en la calle Génova o paseaban por su edificio como Pedro por su casa, de cómo con el fruto de su actividad se alimentaba una caja paralela en el PP que se ocultaba a Hacienda, algo no muy presentable en un partido de Gobierno que después vigila, como debe ser, que los ciudadanos no escapemos a nuestras obligaciones fiscales. Y lo que es peor, las pruebas documentan cómo parte de ese dinero sirvió para repartir sobresueldos o financiar campañas electorales en las que el PP iba dopado económicamente, disfrutando de una ventaja ilegítima.

 

Tendremos que esperar a la sentencia del tribunal puesto que mientras no se produzca es "todo presunto", como diría Mariano Rajoy. Pero si los jueces hacen suyas las conclusiones fiscales será muy difícil encontrar, después del procés, un proceso en el que se haya vulnerado más la Constitución, la ley y el debido respeto a los ciudadanos que en esta escandalosa trama. Un proceso que ha quedado enterrado estas semanas por un procés que nos tiene más ocupados en lo que presuntamente va a pasar en Cataluña que en lo que presuntamente pasó en el PP.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress