Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Jueves, 19 de octubre de 2017
remitido

Las tres claves para aprovechar el espacio en una oficina

Guardar en Mis Noticias.

Ya sea con una estructura fija o con puestos temporales, aprovechando todos los recursos se puede crear amplitud.

[Img #64956]Un lugar de trabajo ordenado y bien estructurado no solo da una buena imagen, sino que refleja la calidad de una empresa. Si el espacio donde se trabaja es un caos, se puede intuir también el desorden que impera en la forma de trabajar. Dicen que nuestra forma de hacer las cosas se algo que se nota en cómo tenemos la zona donde llevamos a cabo nuestra actividad, y con un simple vistazo a una mesa ordenada podemos hacernos una idea de cómo es la persona que se sienta en ella.

 

Es posible extrapolar este concepto al total de una oficina. No solo hay que pensar en cada puesto, sino en su total distribución en el local donde se encuentre. La transparencia de unas grandes vitrinas, el ligero aislamiento de los cubículos; todo esto influye hasta en factores psicológicos que afectan tanto a los empleados como a aquellos que pasan por las instalaciones por el motivo que sea. Tan importante es la imagen que tenemos de nosotros mismos como la que transmitimos a los demás.

 

Por eso, es vital contar con especialistas en distribución de espacios, en instalación de mamparas de oficina en Madrid o en cualquier territorio de la geografía española. Ya sea para establecer una estructura fija como para un puesto temporal para un fichaje que vaya a estar poco tiempo (o por una remodelación de las instalaciones), es importante saber aprovechar el espacio en las oficinas, y vamos a dar algunos consejos para tener una orientación con la que saber actuar.

 

Mobiliario

 

Da igual que el local sea reducido, esto no implica que tenga que ser incómodo. Si se elige bien el repertorio de muebles a emplear, así como los separadores y mamparas, se puede aprovechar todo el espacio y contar con un buen número de trabajadores que ejerzan su labor sin agobios por falta de sitio.

 

Usa archivadores verticales para guardar todos los papeles que hagan falta sin quitar demasiado espacio, instala cajones debajo de los escritorios para sacar partido a esos huecos o incluso estanterías con las que aprovechar las paredes. No hay que limitarse al suelo, hay que mirar todos los lugares para montar algo que pueda almacenar y a la vez, facilite el movimiento.

 

Si puedes, remata con sillas plegables que se guarden en cualquier lugar sin abarcar demasiado. Y por supuesto, para despachos, busca siempre mamparas de cristal que no den la sensación de comer espacio. En este punto pueden ayudarte mucho los expertos de Zeta Line, altamente capacitados tanto en la instalación de estas, tanto para ganar en sensación de amplitud como para gozar de buen aislamiento.

 

[Img #64957]

 

Color

 

Aunque parezca mentira, el color de las paredes puede decir mucho a la hora de dar sensación de espacio reducido o amplio. Lo mejor es apostar siempre por gamas claras, sobre todo el blanco o los tonos crema, pero evitar en la medida de lo posible todo lo apagado u oscuro. Aunque tampoco es buena idea colocar algo excesivamente chillón, la vista puede salir perjudicada.

 

Abogando por el blanco, su capacidad para reflejar la luz aumenta la ilusión de estar en una zona espaciosa. Por supuesto, tampoco es adecuado ceñirse solo a este tono si se busca algo más fresco. Puedes dejar varias paredes con esta tonalidad y luego colocar una con algo más fuerte y atrevido, así se refuerza la sensación de variedad, de juventud e incluso de polivalencia.

 

Iluminación

 

La luz natural es la mayor aliada para generar la idea de estar en un lugar donde impera la amplitud. Intenta aprovechar las cristaleras y haz lo posible por no tapar nada de las ventanas por donde entre el sol, como tampoco usar cortinas que absorban demasiado lo que entra de fuera.

 

En cuanto a los despachos, si están delimitados solo por vidrieras, mejor. Estas aprovechan también la iluminación global y la refuerzan, actuando en consonancia a esa sensación de estar en espacios grandes que se trata de buscar en todo momento.

 

Por supuesto, también hay que hablar aquí de la iluminación artificial, sin pasar por alto el que se conoce como efecto cueva. Este tiene lugar cuando se usa luz vertical, proveniente del techo, causando un oscurecimiento de las paredes que hace parecer al lugar más pequeño de lo que realmente es.

 

Son tres vértices de un triángulo en cuyo centro se encuentra la fórmula perfecta para hacer de un lugar medianamente reducido un sitio cómodo para el trabajador, agradable para su vista y en el que la idea de falta de espacio brille por su ausencia. Si los tienes en cuenta todos y mantienes el equilibrio, aprovecharás al máximo la oficina.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress