Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Miércoles, 11 de octubre de 2017
si no lo hace se activará el siguiente paso del 155

Puigdemont tiene hasta el lunes para contestar y hasta el jueves para volver a la legalidad

Guardar en Mis Noticias.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recibido el requerimiento del Gobierno, acordado en Consejo de Ministros, que le exige aclarar si declaró la independencia el martes en el Parlamento catalán y le amenaza con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que puede suspender la autonomía de Cataluña.

El texto  ha sido enviado por burofax con membrete del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Ha entrado en el registro de la Generalitat a las 16:05 y va encabezado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

 

El requerimiento da un plazo de cinco días a Carles Puigdemont para responder, hasta el lunes 16 a las 10.00 horas, y decir si declaró la independencia, y hasta el jueves 19 a la misma hora para cumplir íntegramente el requerimiento, es decir, para restaurar la legalidad y revocar la declaración si ésta se ha producido.

 

El Gobierno central está a la espera de la respuesta del presidente catalán para decidir si aplica el artículo 155 para suspender la autonomía, y el propio texto invoca este artículo.

 

FORCADELL TAMBIÉN ESTÁ AFECTADA

 

Aunque el requerimiento se dirige a Puigdemont como máxima autoridad de Cataluña, afecta también a la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell, y al resto de la Mesa de la cámara autonómica puesto que el Gobierno demanda saber si alguna "autoridad" ha hecho esa declaración de independencia.

 

Es decir que es el presidente de la Generalitat quien debe recabar la respuesta del resto de instituciones catalanas, sin necesidad de que el Gobierno de la Nación tenga que haberse dirigido a cada una de ellas.

 

En todo caso, desde Moncloa admiten que, con independencia de las derivas jurídicas de este asunto, aún ven margen para una rectificación política porque, si no, añaden, no habrían cursado el requerimiento.

 

LA SEGUNDA FASE AÚN NO ESTÁ DEFINIDA

 

El Gobierno activará el siguiente paso en la aplicación del artículo 155 de la Constitución si Puigdemont no responde al requerimiento.

 

Así lo recalcan fuentes gubernamentales, que insisten en que, ante la pregunta formulada por el Ejecutivo únicamente cabe contestar con un 'sí' o un 'no', y que cualquier otra contestación se entenderá como 'respuesta nula', o sea, una negativa a responder.

 

Además, reconocen que todavía no se han definido todas las medidas que podrían proponerse de activarse la segunda fase del 155 y, por eso, no avanzan si éstas podrían ponerse sobre la mesa ya en el Consejo de Ministros del 20 de octubre.

 

Una de las cuestiones que podría plantearse entonces sería llevar la declaración de independencia ante el Tribunal Constitucional, ya fuera mediante una ejecución de sentencia de los recursos presentados contra la ley de referéndum o mediante una impugnación de un acto realizado por un representante de comunidad autónoma.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress