Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Jueves, 21 de septiembre de 2017
responde así al discuso del presidente de EEUU ante la ONU

Corea del Norte tacha a Trump de perro ladrador por sus amenazas

Guardar en Mis Noticias.

Corea del Norte ha tardado más de un día, pero finalmente ha respondido a las amenazas lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su primer discurso ante la Asamblea Nacional de Naciones Unidas.

[Img #63954]El ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, ha afirmado que las declaraciones del presidente estadounidense fueron "como el sonido de un perro ladrando".

 

"Si pensaba que podía asustarnos con el sonido de un perro ladrando, es realmente el sueño de un perro", ha dicho, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

 

Trump se mostró dispuesto a "destruir totalmente" Corea del Norte si continúa con sus amenazas, durante un discurso en el que criticó que un "grupo de criminales", con "el Hombre Cohete" --en referencia al líder norcoreano, Kim Jong Un-- al frente, intente hacerse con armamento atómico en una "misión suicida".

 

Ri ha hecho así referencia al proverbio norcoreano de que la procesión avanza aunque los perros ladren. Asimismo, el sueño de un perro hace referencia a algo absurdo.

 

El ministro de Exteriores de Corea del Norte ha llegado el miércoles a la localidad estadounidense de Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, ante la cual comparecerá el viernes.

 

Desde Corea del Sur, el Gobierno encabezado por Moon Jae In, ha aprobado el jueves la entrega de ocho millones de dólares (cerca de 6,7 millones de euros) para ayuda a Corea del Norte a través de agencias de Naciones Unidas, si bien no ha desvelado la fecha en la que procederá a la misma.

 

"El Gobierno valorará el momento adecuado para la provisión y tamaño de la ayuda teniendo en cuenta varios factores, entre ellos la situación intercoreana", ha dicho el Ministerio de Unificación surcoreano.

 

La decisión ha sido adoptada durante una reunión para sopesar el apoyo a niños y mujeres embarazadas en Corea del Norte, citando la grave crisis humanitaria a la que hacen frente en el país, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

 

La decisión es la primera a nivel de ayuda humanitaria aprobada por el Gobierno de Moon Jae In, quien accedió a la Presidencia en mayo. Asimismo, supondría el reinicio de la entrega de ayuda a través de agencias de la ONU, suspendidas en diciembre de 2015.

 

Moon llegó al poder en mayo abogando por un mayor contacto con Corea del Norte y dispuesto a iniciar conversaciones, si bien después del ensayo nuclear de Pyongyang del 3 de septiembre ha resaltado que no es el momento adecuado para el diálogo.

 

SANCIONES

 

La semana pasada, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó por unanimidad imponer a Corea del Norte el paquete de sanciones más duro contra el país hasta la fecha.

 

Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas --incluido un ensayo nuclear el 3 de septiembre-- que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales, lo que no ha servido para disuadir a Kim Jong Un.

 

Ante los últimos desafíos de Pyongyang, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, considera que no es momento de dialogar con Corea del Norte, ya que los intentos anteriores sólo han servido para que el régimen comunista "gane tiempo", y ha abogado en cambio por adoptar más medidas de "presión".

 

Abe se ha subido el miércoles al atril de la Asamblea General de la ONU y lo ha hecho asumiendo que la escalada de tensiones con Corea del Norte sería el "único tema" de su discurso. En este sentido, ha alertado de que "la gravedad de la amenaza no tiene precedentes" y "es sin duda un asunto urgente".

 

El primer ministro nipón ha repasado algunos de los últimos desafíos emprendidos por el régimen de Kim Jong Un, entre ellos un ensayo nuclear llevado a cabo el 3 de septiembre, el más potente hasta la fecha. Abe ha advertido de que, independientemente de que fuese o no una bomba de hidrógeno, parece evidente que "antes o después" Corea del Norte será capaz de añadir ojivas nucleares a sus misiles balísticos intercontinentales.

 

"Y no es la falta de diálogo lo que ha llevado a esta situación", ha apuntado Abe, quien acto seguido ha recordado las iniciativas emprendidas en las últimas dos décadas y que, a su juicio, han demostrado que Pyongyang "no tienen intención de abandonar el desarrollo nuclear y de misiles". "Para Corea del Norte, el diálogo es el mejor medio de engañarnos y ganar tiempo", ha denunciado.

 

Abe, cuyo país sufrió el 11 de septiembre el lanzamiento de un nuevo misil, norcoreano, ha subrayado que "lo que hace falta no es diálogo sino presión". En este contexto, considera que la última resolución con sanciones adoptada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debería ser "sólo el principio".

 

"No queda mucho tiempo", ha advertido, en un llamamiento a la comunidad internacional para que rompa definitivamente cualquier lazo con el régimen de Kim Jong Un y aplique los compromisos firmados. "Para cambiar las políticas de Corea del Norte, debemos reforzar nuestra unidad", ha sentenciado.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress