Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

.
Lunes, 11 de septiembre de 2017

Respaldo popular a que Rajoy aplique el artículo 155

Guardar en Mis Noticias.

El separatismo vivirá hoy, 11 de septiembre, otra de sus grandes jornadas de movilización en favor del referéndum ilegal que quieren celebrar el próximo 1 de octubre para fundar una república que no sería tal, puesto que ni siquiera estaría reconocida por un solo país de la comunidad internacional. La situación política y social que se vive en Cataluña es tan estrambótica que la mayoría de los españoles considera que el Gobierno debería aplicar el artículo 155 de la Constitución para detener la sedición de quienes dominan con sus escaños (que no con sus votos) el Parlament.

Según la encuesta de Sigma Dos elaborada para EL MUNDO, más del 48% de los ciudadanos considera que es momento de invocar este artículo que nuestra Carta Magna reserva para aquellos casos en los que una comunidad autónoma "no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España". Se trata de una amplia mayoría, ya que otro 18,8% de los encuestados no se pronuncia y solo un 33% considera que no se debería suspender la autonomía. El 155, que aún se está a tiempo de emplear, no es una medida excepcional sino que se diseñó para permitir rescatar determinadas competencias de una autonomía si sus gobernantes se saltan la legalidad como ocurre en Cataluña. 

 

El sondeo también revela que un 60,3% de los españoles -en quienes reside la soberanía- es contrario a que el separatismo logre celebrar su referéndum, frente al 29,1% que sí dejaría votar a los catalanes para que se pronuncien el 1 de octubre. Se trata también de una mayoría clara, lo que legitima aún más al Gobierno para actuar con contundencia ante el desafío del Parlament.

 

La firmeza con la que el Gobierno, en coordinación con el resto de poderes públicos como la Fiscalía o el Tribunal Constitucional, está respondiendo al desafío independentista cuenta con el respaldo de los españoles. En la encuesta que hoy publicamos, la actuación del PP en relación al referéndum ilegal es la mejor valorada al lograr un aprobado con una nota de 5,16. El PSOE y Cs, los otros dos partidos constitucionalistas que están respaldando al Gobierno en esta crisis institucional, obtienen una nota de 4,75 y 4,58 respectivamente. Una calificación mucho mejor que la de Unidos Podemos, cuya ambigüedad frente al separatismo le pasa factura, como confirma el sondeo en el que obtiene una nota de 3,81. 

 

Estos resultados de la demoscopia son un aval más para las difíciles decisiones que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que tomar en los próximos días para detener el ilegítimo referéndum por el que los independentistas clamarán hoy en los actos de la Diada.

 

Recurriendo a la demagogia y a la mentira que caracteriza su discurso, el president, Carles Puigdemont, aprovechó ayer su mensaje institucional con motivo de la fiesta de este lunes para tratar de legitimar el referéndum que el Parlament está promoviendo saltándose la legalidad. Puigdemont afirmó que éste se celebrará "con todas las garantías" y trató de esconder su deriva autoritaria al afirmar que "las urnas son para todos, para los que quieren una Cataluña independiente y para los que legítimamente quieren seguir formando parte de España". 

 

Una falacia que solo busca disfrazar sus intenciones y esconder la falta de libertad que sufren los catalanes que no comulgan con su causa. Por si alguien tuviera alguna duda, el portavoz del Govern, Jordi Turull, se encargó ayer de recordar que hay que distinguir entre los catalanes que "ayudan a votar o los que ayudan a impedirlo".

 

Tergiversó la realidad Puigdemont al decir que "las urnas unen, no dividen, porque en las urnas cabe todo el mundo. Lo que divide, lo que degrada la democracia, es no votar". La validez de las urnas reside en su legalidad, abusar de éstas es propio de las dictaduras, la sociedad catalana nunca había estado tan dividida y la democracia ha sido degradada por un Parlament que se salta la ley.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress