Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 8 de septiembre de 2017
800 personas se concentran ante el Ayuntamiento de Barcelona en defensa del 1-O

6 de los diez ayuntamientos más poblados de Cataluña no cederán locales

Guardar en Mis Noticias.

Seis de los diez municipios más poblados de Cataluña no cederán locales municipales al Govern para que los use como puntos de votación en el referéndum del 1 de octubre: se trata de las ciudades barcelonesas de L'Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Terrassa y Mataró, además de Tarragona y Lleida. Unas 800 personas se han concentrado en la plaza Sant Jaume, ante el Ayuntamiento de Barcelona, para defender el referéndum que el Govern organiza para el 1 de octubre.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, enviaron el miércoles por la noche una carta a todos los alcaldes en la que les decía que la ley del referéndum obligaba a los ayuntamientos a ceder los locales que se usan habitualmente en unas elecciones y les daba 48 horas para alegar.

 

Desde entonces, más de 600 alcaldes de los 948 municipios que hay en Cataluña han respondido la misiva ofreciendo toda su total colaboración al Govern y confirmando que cederán sus locales para votar, si bien la mayoría de ellos gobiernan localidades pequeñas o medianas.

 

La predisposición que han encontrado Puigdemont y Junqueras en las grandes ciudades es distinta, pues seis de los diez municipios más poblados han comunicado que no piensan colaborar con el 1-O ni incumplir la ley.

 

BARCELONA TODAVÍA NO LO ACLARA

 

El caso más problemático para el Ejecutivo catalán es el de Barcelona, el municipio más poblado de Cataluña: su alcaldesa, Ada Colau, no ha aclarado si cederá los locales habituales para el 1-O y, por lo tanto, si acabará facilitando la votación a los barceloneses.

 

Este viernes, el primer teniente de alcalde Gerardo Pisarello ha dicho que la alcaldesa ha mandado una carta a la Generalitat para que informe al Ayuntamiento sobre las actuaciones que tienen previstas --ahora que el Tribunal Constitucional ha suspendido el 1-O-- para garantizar la participación sin poner en riesgo a la institución y los funcionarios.

 

Pisarello ha asegurado en rueda de prensa que todavía no tienen informe del secretario general del Ayuntamiento sobre la cesión de locales para el referéndum, y que han hecho esta petición al Govern para Barcelona pero que también están afectados el resto de municipios catalanes.

 

"La disposición a que puedan participar y movilizarse es absoluta. Pero repetimos lo que hemos repetidos muchas veces: no pondremos en riesgo a la institución ni a funcionarios", ha remarcado Pisarello.

 

CAPITALES

 

Las otras tres capitales catalanas se dividen entre la participación y la no implicación: Girona, gobernada por Marta Madrenas (PDeCat), colaborará cediendo sus locales, mientras que Tarragona y Lleida no lo harán.

 

Estas dos últimas capitales están lideradas por el PSC, que precisamente está en el gobierno de las principales ciudades catalanas y es contrario al 1-O: su estrategia ha pasado por pedir informes sobre la legalidad del 1-O a los secretarios municipales, que mayoritariamente han respondido que se trata de una votación suspendida y, por lo tanto, no es legal.

 

ÁREA METROPOLITANA

 

Así, el Govern no tendrá ningún apoyo en los municipios socialistas del área metropolitana de L'Hospitalet de Llobregat --el segundo en número de habitantes--, Santa Coloma de Gramenet y Terrassa.

 

Tampoco en Mataró, si bien en esta localidad la situación es compleja porque el alcalde, el socialista David Bote, es contrario al 1-O, pero gobierna en minoría y el pleno del Ayuntamiento ha aprobado una iniciativa para apoyar la consulta: aun así, es Bote quien debe contestar la misiva de Puigdemont y Junqueras.

 

Las grandes ciudades barcelonesas de Badalona (Guanyem Badalona) y Sabadell (Crida), y la tarraconense de Reus (PDeCAT) sí que colaborarán con la votación y así se lo han comunicado a Puigdemont y Junqueras.

 

EL GOVERN TIENE ALTERNATIVAS

 

El Govern ha repetido en numerosas ocasiones que el 1 de octubre se votará "como siempre" y que, en caso de no poder disponer de algunos locales buscará espacios alternativos.

 

De hecho, trabaja con un algoritmo que calcula cuál es el edificio titularidad de la Generalitat que se podría habilitar como punto de votación cuando un local habitual no puede utilizarse.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress