Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 8 de septiembre de 2017
el FBI exculpa a la Casa Blanca de interferencias

Rusia utilizó Twitter y Facebook para difundir mensajes anti-Clinton

Guardar en Mis Noticias.

El ataque informático orquestado por Rusia para influir en las elecciones de Estados Unidos del pasado 8 de noviembre no se detuvo con la piratería y la filtración de correos electrónicos e historias falseadas o apoyadas en medias verdades que afectaron a la candidata demócrata Hillary Clinton y a su equipo.

[Img #63498]Las redes sociales norteamericanas, Twitter y Facebook, se convirtieron en las herramientas de engaño y propaganda para difundir mensajes en contra de la rival electoral de Donald Trump y promover el material que habían hackeado, según un reportaje de investigación del prestigioso rotativo 'The New York Times' y de la firma de seguridad cibernética FireEye.

 

El vehículo de transmisión fueron falsas cuentas en las redes sociales con una legión de impostores controlados por Rusia y cuyas operaciones aún se están desentrañando.

 

El miércoles, funcionarios de Facebook revelaron que habían cerrado cientos de cuentas que creían que habían sido creadas por una compañía rusa vinculada al Kremlin y que utilizaban para comprar 100.000 dólares en anuncios antes y después de las elecciones con temas controvertidos y divisorios, como el asunto racial.

 

Investigadores de FireEye han encontrado que el día que se celebraron los comicios, un grupo de robots de Twitter envió el hashtag #WarAgainstDemocrats más de 1.700 veces.

 

Ambas redes sociales han asegurado que trabajan para defenderse de tal intromisión. De hecho, las compañías utilizan técnicas y equipos de analistas para detectar cuentas falsas pero 328 millones de usuarios de Twitter y caso dos mil millones en Facebook significa que para los impostores es relativamente sencillo camuflarse.

 

Twitter, además, no exige que se utilice un nombre real y tampoco prohíbe las cuentas automatizadas, también conocidas como bots, con el argumento de ser un foro para el debate abierto aunque dice que constantemente actualiza la lista de "tendencias" de los temas más discutidos y que intenta frustrar los intentos de usar bots para crear tendencias falsas. No obstante, FireEye detectó que los hacer bots rusos sospechosos lograron hacer precisamente eso y consiguieron que el hashtag #HillaryDown se listara como una tendencia.

 

Un ex agente del FBI, Clinton Watts, explica en las páginas de diario estadounidense que mientras Facebook ha comenzado a luchar y eliminar las cuentas y las noticias falsas, "Twitter ha hecho poco y como resultado los bots sólo se han propagado desde las elecciones".

 

Sin embargo, desde la red social preferida por el presidente estadounidense, han destacado que están "duplicando" los esfuerzos para evitar manipulaciones aunque consideran que como compañía no deben "ser el árbitro de la verdad".

 

Existen sitios en la web donde se compran cuentan a granel a precios óptimos, como 'buyaccs.com" que orece gran cantidad de cuentas en medios sociales y en el que las más antiguas son más costosas porque su historia las hace más creíble.

 

La investigación surgió al rastrear la cuenta de un tal 'Melvin Redick'. Un supuesto estadounidense con una gorra de béisbol y una hija pequeña. El 8 de junio de 2016, Redick pedía que se visitara el sitio web DCLeaks. Sin embargo, no hay ningún Melvin Redick en Pennsylvania y sus fotos son atribuidas a un brasileño desprevenido. Los mensajes enviados desde esa cuenta son el punto de partida para una investigación sobre el ataque contra la democracia estadoundiense por una potencia extranjera: Rusia.

 

DCLeaks había comenzado a funcionar apenas unos días antes publicando material robado a través de impostores controlados por Rusia y cuyas operaciones aún están desentrañando.

 

DECLARACIONES DEL DIRECTOR DEL FBI Y DEL HIJO DE TRUMP

 

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos han confirmado desde hace meses que el Kremlin intervino en las elecciones presidenciales para beneficiar en las mismas al actual presidente, Donald Trump.

 

Han denunciado además que miembros del equipo de campaña del magnate estaban en convivencia con la llamada trama rusa.

 

Se han creado dos comisiones de Investigación en el Congreso para determinar en qué grado y con qué fin varios miembros del gabinete del presidente, incluidos su hijo, su yerno y su responsable de campaña, se reunieron con funcionarios rusos en plena contienda electoral.

 

Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional de Trump, tuvo que dimitir al demostrarse que había mentido sobre varias reuniones mantenidas con diplomáticos rusos. El exdirector del FBI, James Comey, denunció haber sufrido presiones por parte del presidente para que 'dejara pasar' las investigaciones que afectaban a su exasesor.

 

El jueves, el actual director del FBI, Christopher Wray, ha afirmado que "no ha detectado ningún tipo de interferencia" por parte de la Casa Blanca en las investigaciones sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

 

En sus primeras declaraciones públicas desde que fue confirmado como jefe del organismo, Wray también ha dicho que confía en Robert Mueller, el fiscal especial que investiga si la campaña del presidente Trump incurrió en colusión con Rusia de cara a las elecciones.

 

Wray fue puesto al frente al FBI tras el cese de James Comey en mayo por parte de Trump. El mandatario reconoció posteriormente que estaba pensando "en esto de Rusia" cuando decidió despedir a Comey.

 

Trump ha definido la investigación de Mueller como una "caza de brujas" y Rusia ha negado en reiteradas ocasiones su participación en las elecciones presidenciales. Sin embargo, personas muy cercanas a Trump, entre ellas su hijo mayor, han reconocido que se reunieron con oficiales rusos.

 

En este sentido, Donald Trump Jr. ha tenido que declarar el jueves en el Senado y ha alegado que se reunió con una abogada rusa afín al Kremlin para comprobar la "idoneidad" de la rival de su padre, Hillary Clinton, para ser presidenta.

 

La polémica reunión tuvo lugar en la neoyorquina Torre Trump en junio de 2016, pero no trascendió hasta este año, cuando una batería de informaciones en varios medios de comunicación obligó al hijo del magnate a reconocer públicamente que dicho encuentro existió y que se organizó con el gancho de una supuesta información sobre Clinton, aunque aseguró que nunca se habría entregado.

 

Desde que salió a la luz la celebración de dicho encuentro, en el que también participaron otros miembros del entorno de Trump como Jared Kushner --yerno y asesor del presidente--, se han reavivado las dudas sobre los presuntos lazos entre la campaña republicana y Rusia, si bien oficialmente ninguna de las partes ha vinculado a Veselnitskaya con el Kremlin. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress