Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Lunes, 14 de agosto de 2017
remitido

Esoterismo en el siglo XXI, una ciencia no tan oculta

Guardar en Mis Noticias.

Lo que antes era cosa de magos, brujas y hechiceras ahora es casi parte de nuestro día a día.

[Img #62720]

 

La geomancia, la magia, el tarot, la videncia, la astrología… Todas estas vertientes se engloban dentro de un mundo que se ha ligado al corazón de muchas culturas actuales. En mayor o menor medida, el esoterismo siempre ha formado parte de la mayoría de sociedades que han formado civilizaciones a lo largo de la historia, y su presencia en la actualidad sigue mucho más presente de lo que pensamos.

 

La mayoría se ha alejado de su esencia y acomodado a los aspectos de la sociedad occidental. Las raíces del esoterismo siguen presentes, pero su aplicación está más centrada en menesteres como el dinero, la salud o incluso la preocupación por un posible amor. Atrás ha quedado todo aquello del ocultismo, la alquimia e incluso la magia; o al menos en un segundo plano.

 

A la sociedad actual le preocupan temas como los antes citados. Las personas no quieren milagros o maldiciones, quieren saber qué les pasará. La preocupación por el futuro es algo que rige el día a día de muchos, y el esoterismo se ha presentado como una buena solución para poner remedio a esto, aunque a veces sea a través de mentiras y engaños que solo buscan tranquilizar con palabras vacías.

 

No es la tónica general, pero la cantidad de charlatanes y estafadores que han encontrado en este mundillo una forma de captar incautos y llenarse los bolsillos es preocupantemente grande. La videncia y el tarot son los principales afectados por estos aprovechados que empañan la imagen de un arte que lleva siglos puliéndose y sorprendiendo a quien la contempla, pero que en la actualidad por desgracia se asocia a timos y engaños.

 

Por suerte, para evitar problema, páginas como Tarot 10 ofrecen servicios como el mejor tarot telefónico. Entre tanto fanfarrón y charlatán, la labor de esta web destaca por ofrecer algo fiel a la videncia y al tarotismo. En ella puedes encontrar a los mejores y más fiables, aquellos que te ayudarán a resolver tus inquietudes y a guiarte en este camino que forma tu día a día, labor que, a fin de cuentas, es la especialidad de los auténticos videntes y tarotistas.

 

Encontrar a uno de estos profesionales en los tiempos que corren es complicado, pero no imposible. Suelen destacar por el rastro de críticas positivas que dejan tras su trabajo, como también por reunir multitud de premios otorgados por su labor; pero también por cómo actúan cuando están con una persona que requiere sus servicios. Olvídate de aquellos que se zambullen en el misticismo y en las palabras pomposas, quédate con los que conectan contigo, los que demuestran confianza y te cuentan las cosas tal y como son, te gusten o no.

 

Realmente, los tarotistas y videntes de verdad son aquellos capaces de recibir una información imposible de percibir a través de los sentidos, adquirible gracias a un conocimiento oculto, accesible para muy pocos, para los que tienen un don especial, una especie de sexto sentido que les ayuda a conectar de esa manera.

 

Antiguamente, todo esto se vinculaba a la brujería e incluso a lo demoníaco; pero en los tiempos que corren, y aunque pueda sorprender, el esoterismo es algo que se ha normalizado por completo. Por citar un ejemplo común, y que seguramente hayas pasado por alto, el horóscopo forma parte de este mundo, y puedes encontrarlo en muchísimas revistas o hasta en programas de televisión. Otra cosa es que se haga como debe ser o que provenga de una fuente realmente fiable…

 

Así, es común toparse con muchas videntes e incluso tarotistas con tan solo hacer zapping a altas horas de la noche. La televisión también ha querido aprovechar este filón que responde a la necesidad de muchos, aunque en ocasiones sea a base de recurrir a personas que son más charlatanes que auténticos profesionales. Cabe destacar que no todos son así, pero por desgracia la mayoría solo quiere ganar un buen dinero con las llamadas de todos los que acuden a su ayuda en directo.

 

En el siglo XXI el esoterismo sigue teniendo la misma raíz que hace tantos años, pero su uso y situación se ha extendido tanto que se ha convertido en algo casi cotidiano y no oculto. Su masificación le ha servido para visibilizarse y dar a conocer al mundo lo que antes parecía peligroso, ayudando a entenderlo y a no enrocarse mientras se grita “blasfemia” y cosas similares. La mentalidad actual es muy distinta a la de antaño, y eso sirve para enfocarlo desde un punto de vista más flexible. El único problema es que, al llegar a tanta gente, también son muchos los que tratan de aprovecharse, y eso hace más perjuicio que beneficio.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress