Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 12 de agosto de 2017
para ganaderos

La Consejería de Medio Ambiente incrementa las ayudas por los ataques de lobos

Guardar en Mis Noticias.

La Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid va a incrementar este año en 80.000 euros las ayudas que se dan a los ganaderos cuyo ganado ha sido víctima de ataques de lobos, pasando así de 120.000 a 200.000 euros.

Según consta en una orden de la Consejería de Medio Ambiente, publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), estas ayudas, que se otorgan a los ganaderos que se hayan visto afectados por ataques de lobos, perros asilvestrados y buitres, verán incrementada su financiación en 80.000 euros, una subida que se suma al incremento que se produjo también el año pasado.

 

Según ha informado el Ejecutivo autonómico a Europa Press, el objetivo de este nuevo incremento es que "ningún ganadero que sufra un ataque se quede sin ayuda".

 

De acuerdo con los datos facilitados por Medio Ambiente, de diciembre de 2016 hasta el primer trimestre de 2017 se denunciaron 101 ataques de un total de 156 animales, lo que hace entrever una "exponencial subida en el número de ataques de lobos en la región", ya que en 2015 se produjeron 91 y en todo el año 2016, 210.

 

En esos cuatro meses se han producido casi la mitad de ataques que durante todo el año anterior, lo que, según la Comunidad, continúa con la dinámica de incremento continuo tanto en el ataque de estos animales como en la escalada de financiación por parte del Gobierno regional.

 

La orden anterior, cuya cuantía ascendía a 120.000 euros, incorporó por primera vez también los daños ocasionados por ataques de buitre. Otra de las novedades fue la inclusión de ayudas para animales heridos que no resultaran muertos por los gastos veterinarios ocasionados, siempre que no superaran el importe máximo establecido por valor del animal, lucro cesante y daños indirectos.

 

Además, se amplió de 48 a 72 horas el plazo de notificación del ataque y se comenzó a costear el 30 por ciento del importe de las pólizas que contratan las explotaciones para cubrir los daños causados por estos animales. Una cantidad que, a partir de ese momento, se hizo efectiva en la misma anualidad y no a año vencido como venía ocurriendo hasta ahora.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress