Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 11 de agosto de 2017
más del doble que en 2016

1.600 familias perceptoras del RMI consiguen trabajo en el primer semestre

Guardar en Mis Noticias.

Un total de 1.619 hogares madrileños han dejado de percibir la Renta Mínia de Inserción (RMI) durante el primer semestre de 2017 dado que han conseguido un trabajo, lo que supone más del doble de familias que en el mismo periodo de 2016 se incorporaron al mundo laboral (781).

[Img #62613]Para el director general de Servicios Sociales e Integración Social de la Comunidad de Madrid, Pablo Gómez-Tavira, este aumento con respecto al año pasado es un síntoma de que "la situación económica está mejorando", sobre todo por los planes de inserción que el Gobierno regional y sus "colaboraciones con asociaciones de acción social con los más desfavorecidos". No obstante, Gómez-Tavira opina que las 30.119 familias beneficiarias del RMI no deben "depender siempre de una ayuda".

 

"Lo que no queremos es que se cronifiquen en la pobreza, no queremos que dependan de una ayuda pública siempre, sino que reciban los medios para integrarse laboralmente", ha indicado el director, quien ha anunciado que "más del 50 por ciento de las familias preceptoras de renta mínima llevan ya 4 años".

 

Así lo ha señalado Gómez-Tavira esta semana en su visita a la Fundación Altius, una entidad sin ánimo de lucro que procura la integración social y laboral de colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión. En sus labores de acción social, esta asociación ayuda a más de 150 familias españolas y extranjeras a encontrar empleo y cubrir sus necesidades básicas durante la búsqueda.

 

"El Gobierno regional apoya desde hace años iniciativas promovidas por entidades dedicadas al trabajo contra la exclusión social en la región como la Fundación Altius, que está al lado de las personas que sufren desigualdad, exclusión social o maltrato para contribuir a mejorar su situación y procurar su integración", ha apuntado el director.

 

Según ha explicado una de las encargadas de voluntarios de la Fundación, Catia Rinaldi, el programa de Altius se centra en un itinerario de inserción personalizado durante 6 meses, para dar formación y prácticas profesionales en empresas, y en apoyar a las familias sumministrándoles comida.

 

"Es muy difícil centrarse en la búsqueda de empleo cuento no tienes nada que poner encima de la mesa", ha indicado Rinaldi.

 

En lo que va de año, Altius ha repartido una media de 3.000 raciones a la semana y un total de 70.000 kilos de comida, además de ejercer "labores de motivación" y mediación con empresas para avalar a las familias y que puedan "integrarse en el mercado de trabajo".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress