Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Martes, 8 de agosto de 2017
remitido

Te contamos todo lo que necesitas saber acerca de las cirugía plástica, estética o reparadora

Guardar en Mis Noticias.

La cirugía plástica puede transformar completamente nuestra vida, solucionando problemas de larga data, mejorando nuestro aspecto físico y ayudando a nuestra autoestima.

[Img #62569]

Pero no nos olvidemos que todos los beneficios que puede aportarnos se encuentran en relación directa con el prestigio de la clínica especializada en cirugía plástica que hayamos elegido y por supuesto, con la cualificación de sus profesionales que, en este caso, tienen que ser cirujanos plásticos. Contar con profesionales serios y calificados nos asegura resultados y por eso tomamos como referencia al Dr. Díaz Gutiérrez y a su clínica de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, para conocer un poco más a fondo algunas de las muchas opciones con las que contamos en la actualidad para mejorar nuestro aspecto físico.

 

Los importante avances de la ciencia nos permiten hoy en día poder elegir la intervención que deseemos en un amplio catálogo. En este artículo veremos las características de una de las cirugía de mamas más conocida: la mamoplastia de aumento, la cirugía que tiene como finalidad mejorar el volumen y la forma del pecho de la mujer.

 

Los motivos de consulta en relación con esta cirugía son muchos; entre los más comunes están la falta de desarrollo de la glándula mamaria y la pérdida de volumen, ocasionada por embarazos y lactancia y también por pérdida de peso.

 

Gracias al alto nivel alcanzado en el desarrollo de implantes, este tipo de intervenciones aseguran excelentes resultados, permitiendo que la mujer se sienta en armonía y en equilibrio con su cuerpo. Para este tipo de cirugía no existen contraindicaciones específicas, aunque sí hay algunos puntos a considerar antes de someterse a ella, ya que por ejemplo se recomienda retrasar la operación si se piensa en tener familia en un plazo inferior a dos años o si se ha pedido mucho peso recientemente, ya que el cuerpo necesita al menos de 6 meses para poder valorar una posible cirugía.

 

Lo ideal es que el cirujano, luego de una serie de entrevistas y estudios, evalúe el tipo de intervención y recomiende la opción más idónea par ala paciente, siempre buscando optimizar la naturalidad en los resultados, junto con un alto nivel de seguridad y garantía de durabilidad.

 

Uno de los temores más frecuentes está relacionado con la cápsula protésica, la cicatriz interna que envuelve el implante y que en condiciones normales, es elástica y se adapta progresivamente a su forma. Pero si ocurre algún tipo de contaminación del implante en la cirugía, o el implante es de mala calidad, la cápsula se rigidiza y da lugar a la contractura capsular, que causa dolor.

 

Es por eso fundamental asegurarnos que la clínica en la que nos vayamos a operar cuente con todas las garantías de calidad y calificaciones de su equipo médico, a fin de minimizar estos riesgos. Para ello hay que tener en cuenta que los médicos sean cirujanos plásticos, ya que son los únicos que podrían realizar cualquier operación de cirujía estética, como es el caso del Dr. Díaz Gutiérrez.

 

La duración de la intervención es de aproximadamente dos horas y es necesario pasar una noche ingresada.

 

¿Cómo es el postoperatorio en este tipo de intervención?

 

La primera revisión se realiza a las 48 92 horas tras la intervención y en los primeros 4 días, hay que hacer vida tranquila, en casa, y evitar mover los brazos o mojar la zona operada. Lo normal es sentir molestias las dos primeras semanas, que serán más  acentuadas si el implante se ha realizado por debajo del músculo. Este tipo de molestias son muy normales, controlables simplemente con analgésicos.

 

A partir de ahí, se recomienda efectuar controles una vez a la semana durante el primer mes luego de la intervención. Es aconsejable dormir hacia arriba y evitar realizar esfuerzos, cancelar actividades deportivas y no coger pesos; también ser recomienda evitar los baños por inmersión y utilizar un sostén de tipo deportivo, sin aros. Luego del primer mes, se puede volver de a poco a las tareas habituales, retomando la vida cotidiana casi por completo aunque aún el pecho no podrá ser masajeado pues aún no se ha producido la adherencia de la cápsula a la superficie del implante.

 

Hay que tener en cuenta que, como en normal, se pueden sentir molestias durante todo el proceso de cicatrización, pero estas desaparecerán completamente en torno al sexto mes. Al año de la intervención, el pecho ya adquiere la forma y volumen definitivos, después de lo cual se recomienda un control anual para comprobar la integridad del implante.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress