Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 26 de julio de 2017
remitido

Seguridad en el hogar: prácticas básicas por vacaciones

Guardar en Mis Noticias.

En España en 2016 se produjeron 112.925 robos con fuerza en domicilios. En comparación con 2015, cuando estos ascendieron a 115.302, la cifra cayó un 2,1% en variación interanual, pero eso no exime al ciudadano de seguir recomendaciones básicas para evitar que sufrir uno de estos contratiempos.

Cada año, la Policía Nacional recuerda sus recomendaciones para evitar robos en el domicilio cuando quienes viven en él se van de vacaciones. El teléfono de denuncias es el 902 102 112.

 

Antes de salir: no ofrecer pistas

 

Es fundamental comprobar que puertas y ventanas quedan bien cerradas pero, en muchos casos, las cerraduras están obsoletas y esto las hace especialmente vulnerables. Una cerrajería no solo se dedica a la apertura de puertas en casos de emergencia, también acometen los cambios necesarios para ganar en seguridad. En algunas como Cerrajeros Torrente baratos no tiene por qué suponer mucho dinero. Muchas veces es suficiente con el cambio de bombillo.

 

[Img #62142]La Policía Nacional recomienda también no dejar señales visibles de que la vivienda está ocupada, como que las persianas estén totalmente bajadas. Es mejor si no se quedan atrás objetos de valor o dinero pero, en caso de tener que hacerlo, es mejor dejarlo en un lugar seguro.

 

Se recomienda hacer una relación detallada de lo que haya que dejar en la casa, como joyas, aparatos audiovisuales, ordenadores… con número de serie o inscripciones. Así se facilitará su identificación en caso de ser recuperadas tras un robo.

 

Asimismo, es mejor no desconectar el timbre de la puerta, puesto que se trata una señal inequívoca de que el domicilio está vacío. Si es posible, es mejor instalar una puerta de seguridad, un cerrojo y una alarma, contratando a profesionales como Hermanos Garcia Alicante. Se trata de una conocida empresa de cerrajeros que cuenta con servicios 24 horas.

 

Hoy día, la domótica ofrece la posibilidad de instalar un reloj programable para el encendido y apagado de la luz en diferentes horarios, algo efectivo para simular la estancia en el domicilio.

 

En todo caso, conviene no divulgar la fecha de ausencia en el domicilio, ni a través de las redes sociales ni con los vecinos, solo con los allegados que deban saber dónde y cómo localizar al ausente.

 

Se recomienda dejar una llave a alguien de confianza para que realice visitas periódicas y recoger el correo postal, no solo para no ofrecer pistas de que la vivienda está vacía, sino porque es útil en caso de emergencia. Sería conveniente dejarle teléfonos de emergencia, como fontaneros de confianza que realicen servicio urgente 24 horas. En este apartado, fontaneros madrid son una opción.

 

¿De camino al destino vacacional? Cuidado con el vehículo

 

Si el desplazamiento es en coche, la Policía Nacional recomienda extremar las medidas de seguridad respecto al mismo vehículo y a las pertenencias que se dejan en el interior, sin atender a los requerimientos de extraños. Es fundamental no dejar objetos de valor, menos aún donde se vean.

 

Por si algo sucede, habría que tener a la mano el teléfono de un cerrajero de coches como este cerrajero urgente valencia, un destino vacacional habitual, que también trabaja sobre las cerraduras antibumping.

 

En caso de usar transporte público, hay que evitar facturar en nombre propio el equipaje de personas desconocidas. Conviene identificar claramente el equipaje antes de facturar, evitar viajar con cantidades importantes de dinero encima y no confiar el transporte de equipaje a personas que no cuenten con acreditación para ello.

 

De hecho, el equipaje no debería perderse de vista nunca, ni siquiera durante el trayecto si se va en tren o bus. Las paradas intermedias pueden ser un momento crítico.

 

Alojamientos, también susceptibles de robo

 

El seguimiento de recomendaciones básicas no termina al llegar al alojamiento. En este, la Policía Nacional recomienda utilizar las medidas de seguridad que habitualmente se utilizan en casa. Para empezar, manteniendo los objetos de valor (como joyas, dinero o tarjetas de crédito) en un lugar seguro. Dejar la radio puesta o encender alguna luz al ausentarse también podría evitar intromisiones.

 

Mientras se pasea por la vía pública, hay que vigiar bolsos y carteras, especialmente en aquellos espacios muy concurridos como mercadillos o espectáculos al aire libre. Esto es extensivo a maletas o cámaras de fotos.

 

Tampoco conviene hacer ostentación de riqueza o pertenencias.

 

La colaboración ciudadana, fundamental

 

La ciudadanía tiene la responsabilidad de colaborar con las autoridades para prevenir ciertos delitos o, de producirse, facilitar la recuperación de material sustraído y la identificación del ladrón.

 

Así pues, hay que ponerse en contacto con la policía si se observan personas extrañas merodeando por el portal, la comunidad de vecinos o la calle, más aún si se llegan a escuchar ruidos en viviendas desocupadas. Es evidente que no se debe facilitar la entrada al inmueble a personas desconocidas, pero se suele olvidar pedir acreditación a quienes prestan servicios técnicas (gas, agua, luz, cerrajeros…). Su llegada se debería también confirmar vía telefónica.

 

Hay que prestar atención a señales que van más allá de “la gente extraña”, como señala la Policía Nacional. A finales del año pasado, las autoridades alertaban de nuevas marcas que los ladrones dejan para robar en las casas.

 

En concreto, advertían sobre sobre la presencia de trozos de celo o papelitos que los ladrones colocan en la parte inferior de la puerta, prácticamente imperceptibles. Pasado un tiempo, vuelven a la vivienda para comprobar si tales señales han permanecido intactas, lo que indica falta de tránsito y que la vivienda está vacía, o han sido retiradas o movidas.

 

Las bandas criminales utilizan un complejo sistema de códigos que conocen entre ellos y que usan para comunicar información relevante sobre la vivienda. Desde si el propietario o inquilino vuelve pronto hasta la acogida que ofrece, desde si viven mujeres solas a qué métodos se pueden usar para entrar. Se suelen realizar con punzones, lápices, bolígrafos o tizas, e incluso con aerosoles.

 

En caso de verlas, se recomienda proceder a su borrado. Convendría también avisar a la policía para que vigile la zona.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress