Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 25 de julio de 2017

Por qué no debes tener nunca más de un antivirus instalado en tu ordenador

Guardar en Mis Noticias.

El antivirus es un elemento esencial que no debe faltar en ningún ordenador. Sea gratuito o de pago, el que venga de fábrica con el sistema operativo o uno que se descargue por cuenta propia, es importante que este 'software' sea lo primero que funcione de manera correcta para evitar, en la medida posible, la entrada de 'malware' en el PC. 

La seguridad en este tipo de aparatos tecnológicos es muy importante, ya que se suele almacenar y manipular todo tipo de información personal. Los antivirus, como todo en esta vida, no son infalibles: el 'software' malicioso evoluciona por minutos y las compañías no siempre son capaces de encontrar las novedades a tiempo y de actualizar su antivirus para que los usuarios estén totalmente protegidos. Por ello, hay mucha gente que se pregunta si no es mejor tener dos antivirus: de esta manera, si uno falla, el segundo podrá detectar la amenaza y actuar en consecuencia.


Para los más hipocondríacos esta solución es maravillosa, pero siendo realistas, la decisión no podría estar más lejos de lo ideal: instalar más de un antivirus en cualquier ordenador es un error y a continuación te explicamos por qué. 


MUCHOS MÁS PROBLEMAS QUE ALEGRÍAS


La función de un antivirus es rastrear el 'malware' del ordenador, buscar hasta en su último rincón para que no haya ninguna amenaza. Estas búsquedas se realizan de manera indiscriminada, es decir, que se busca tanto superficialmente en los archivos que se descargan o en los que hace clic como en las piezas de código del 'software' más ocultas. Gracias a esto son capaces de detectar los virus en cualquier parte. 


Si se tienen dos antivirus, ambos van a hacer lo mismo: rastrear uno por uno los archivos que haya. En el momento en el que ambos coincidan en un mismo punto, lo habitual es que se rastreen el uno al otro y se detecten cosas en ellos mismos que activen la alerta de virus. Esto hará que uno de ellos deje de funcionar, que se bloqueen entre sí y no se detecten las amenazas, e incluso que el ordenador no responda de manera adecuada. 


Siguiendo con la manera de operar, dos antivirus trabajando en un mismo equipo se van a contradecir entre sí. Cada empresa de desarrollo delimita qué es un virus y cómo actuar en consecuencia, por lo que lo más normal que ocurra es que uno de los dos antivirus detecte cierto elemento como nocivo y el otro no porque entren en conflicto. ¿A quién creer cuando se dan falsos positivos? Esto es algo muy difícil de delimitar cuando dos o más programas están operando sobre lo mismo. 


Otro aspecto a destacar es el tema de las notificaciones. Cuando un antivirus detecta cualquier cosa como negativa para el sistema, el programa te envía o muestra en pantalla una notificación para que sepas que lo ha detectado y eliminado o para que des el permiso necesario de cara a que pueda efectuar su trabajo. Cuando hay dos antivirus instalados, los dos van a intentar señalar y borrar las mismas amenazas, de manera que no pararán de saltarte informes y notificaciones al respecto. 


En esa pelea por el virus, cuando se vaya a eliminar la amenaza, un antivirus detectará que el otro programa está usando el archivo y viceversa, de manera que la amenaza perdurará mucho más tiempo del que debería (si es que se consigue eliminar de manera definitiva, claro). La duplicidad de funciones trae más problemas que alegrías. 


Por último, hay que señalar que un antivirus es un 'software', por lo que requiere potencia del ordenador y recursos para poder ejecutar su labor. Si ya de por sí uno de estos programas requiere bastante para funcionar (los propios antivirus te dejan elegir si quieres búsquedas más o menos profundas dependiendo de los recursos que quieras destinar), dos pueden causar estragos en tu ordenador, haciendo que la eficacia y potencia del sistema (rendimiento) decaigan y las cosas no funcione como deberían.


¿QUÉ ES LO MEJOR EN ESTOS CASOS?


Si ya tienes varios instalados, desinstala uno de los dos antivirus cuanto antes. Ten en cuenta que si tienes Windows 10 te viene de serie Windows Defender, que es bastante efectivo a la hora de realizar su labor; si instalas un segundo antivirus además de este, el que viene de fábrica se deshabilita de manera automática para evitar conflictos. 


Lo mejor es que te informes de los antivirus del mercado y selecciones uno que se adecue a ti y a los recursos de los que dispones en tu PC. Hay muchos de pago, como puede ser Panda Security, y otros gratuitos, como AVG. Echa un vistazo en foros para ver la opinión de la gente o pregunta a un informático de confianza si no te fías de lo que encuentras por ahí. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress