Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 15 de julio de 2017

García Page ha elegido

Guardar en Mis Noticias.

¡¡Quién lo iba a decir!! ¡¡Quién le ha visto y quien le ve!! Emiliano García Page, en su momento claramente contrario a las tesis de Pedro Sánchez hasta el punto de reflexionar en voz alta sobre su futuro si este ganaba las primarias, ha elegido. Lo ha hecho justo en la dirección que nadie, o muy pocos, esperaban.

Con los presupuestos de 2017 paralizados desde el pasado mes de Abril, la idea inicial era realizar una nueva oferta a Podemos y PP y si este intento fallaba, acudir a elecciones anticipadas. Aquí cabe hablar de dos hipótesis. O bien que nunca pensó en esa convocatoria o que si pensó en ella, en el último momento le han temblado las piernas. A nadie debe quedarle la más mínima duda de que si Page hubiera querido evitar elecciones, ahí tenía al PP que, in extremis, estaba más que dispuesto al pacto para evitar primero, una nueva cita a las urnas y ahora, sin duda, para evitar un gobierno con Podemos. Cospedal ha sido bien explicita.

 

Emiliano García Page ha querido, ha elegido pactar con Podemos dándole, nada menos, que la vicepresidencia y una cartera, antes que buscar el acercamiento con el PP que resultó ser la fuerza más votada quedándose a un escaño de la mayoría absoluta por un escaso puñado de votos. Ha elegido y está en su derecho. Es una opción tan legítima como arriesgada y lo que es más importante: tira por el suelo no sólo su discurso, sino su "actitud" -que es algo más- ante la política.

 

El presidente de C-LM ha optado y con su elección ha dado un triunfo a Pedro Sánchez a quien ahora nadie dentro de su partido podrá chistar cuando le vean con Pablo Iglesias e incluso se llegue a hablar de pactos o supuestos pactos con Podemos.

 

La opinión publica de C-LM y, en su momento, las urnas dirán si este paso de García Page ha sido bien entendido. La apuesta tiene sus riesgos pero, de momento, lo que sugiere es una enorme sorpresa incluso para quienes siempre hemos pensado que el lenguaje político es de plastilina. En política, el posibilismo es parte sustancial de la misma, pero después de tanto alarde discursivo, de tanta actitud crítica, resulta más que sorprendente. Será interesante ver cómo se mueve, qué dice, qué "actitud" va a mantener a partir de ahora Emiliano García Page.

 

La segunda parte de la historia, que es la menos relevante, es que Podemos dice que tiene que consultar a los inscritos. El resultado es sabido: entran chiflados porque García Page ha elegido tenerles en el Gobierno antes que intentar el pacto presupuestario con el PP. No hay más.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress