Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 12 de julio de 2017
uno de los cambios más significativos en siglos

El Papa añade una cuarta vía hacia la santidad: salvar vidas

Guardar en Mis Noticias.

El Papa Francisco realizó uno de los cambios más significativos en siglos al proceso de santificación de la Iglesia Católica, agregando una nueva categoría para la gente que sacrifica su vida para salvar a otros.

[Img #61705]Hasta ahora, el procedimiento que conduce a la santidad -conocido como "causa"- estaba limitado a tres categorías. La causa comienza tras la muerte de una persona.

 

La primera es el martirio, donde una persona muere por odio al cristianismo. El segundo es si una persona ha vivido una vida cristiana excepcionalmente virtuosa. La tercera, poco usada, se refiere a la gente que haya tenido una reputación de santidad durante muchos años tras su muerte.

 

El Vaticano dijo que el pontífice argentino publicó un decreto que añade una cuarta vía y se aplicaría a la gente que ha tenido una buena vida cristiana y hace algo para salvar a otros a sabiendas de que podría resultar en una muerte cierta y relativamente rápida.

 

Un ejemplo sería Maximilian Kolbe, un sacerdote polaco en el campo de concentración nazi de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Kolbe se ofreció a ocupar el lugar de un prisionero que había sido condenado a morir de hambre como parte de un castigo colectivo por una fuga de la prisión. Los nazis mataron a Kolbe con una inyección letal de ácido carbónico.

 

De acuerdo a las reglas anteriores, su causa de santidad comenzó en 1955 y fue elevado a los altares en 1982.

 

Estos candidatos a la santidad cuyas causas comiencen en el futuro bajo la nueva categoría de ofrecimiento de su propia vida deberán contar, asimismo, con dos milagros atribuidos a su intercesión.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress