Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 19 de junio de 2017
hace balance de 2 años "muy difíciles"

Cifuentes asegura que ha llegado el "tiempo nuevo" que prometió en 2015

Guardar en Mis Noticias.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha hecho balance de sus dos años al frente de la Comunidad de Madrid, dos años "muy difíciles", pero en los que ha llegado un tiempo nuevo, tal y como prometió tras las elecciones de 2015.

[Img #60920]Así lo ha dicho en un desayuno informativo en el que ha estado arropada por la cúpula del PP y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha agradecido "el continuo respaldo que siempre" ha recibido de su parte, "especialmente en los momentos difíciles de estos últimos meses".

 

"Gracias por tanto, por tu apoyo político, pero también y sobre todo por tu afecto personal, que sabes que es recíproco. No olvido que fuiste tú quien confiaste en mí para aspirar a la Presidencia de la Comunidad", ha espetado a Rajoy, para explicar que ella le corresponde impulsando al PP de Madrid y al Gobierno regional "para que sean punta de lanza de las políticas" que él promueve desde el Gobierno de España.

 

La popular ha dicho que ha llegado el "ecuador de la legislatura" y ha hecho balance de estos dos años de Gobierno, que han sido "muy difíciles". "Probablemente los más difíciles de toda la historia política de la Comunidad de Madrid", ha apostillado.

 

EL TRIPARTITO DE OPOSICIÓN

 

Los motivos, a su juicio, son "muchos". En primer lugar, porque han tenido que gobernar en minoría, en un tiempo ya sin mayorías absolutas con el "apoyo intermitente" de Cs, que a pesar de haber firmado el acuerdo de investidura, "en el día a día se siente cercano a la izquierda y la mayor parte de las veces vota junto a ella conformando junto a Podemos y el PSOE el 'tripartito de oposición'".

 

Además, ha continuado, les ha tocado "gobernar en un contexto de crisis económica ya superada" pero en el que "todavía es preciso trabajar mucho para dejar atrás los efectos sociales más duros" y en un contexto en el que quieren mejorar la calidad de los servicios públicos del Estado del Bienestar.

 

"Por si todo esto fuera poco, estamos viendo casos de corrupción que, aunque corresponden a épocas pasadas y a Gobiernos anteriores al mío, suscitan la lógica alarma social y sirven a la oposición para enturbiar el ambiente y para tratar de ocultar lo que está siendo una gestión claramente positiva de la Administración regional", ha añadido a renglón seguido.

 

La presidenta madrileña ha relatado que durante la investidura anunció que iniciaban "un tiempo nuevo de transparencia, diálogo y esfuerzo para impulsar a la región ayudando a los madrileños a superar no sólo la crisis económica, sino también la social" y ahora se comprueba que es un objetivo que están cumpliendo.

 

La popular ha asegurado que ha mejorado la vida de los madrileños y ha precisado que en estos dos años de las 300 medidas del programa electoral ya han cumplido o puesto en marcha 277 de ellas, es decir, el 92,3 por ciento.

 

Para ello, ha dicho son un Gobierno "dialogante, austero, que genera empleo, social, honrado y transparente".

 

A su juicio, son dialogantes porque han restablecido los cauces de comunicación con la sociedad y son austeros, porque han reducido las consejerías, el sector público y han rebajado un 15% el número de altos cargos y un 18% el personal de confianza.

 

Ha asegurado que están siendo "muy rigurosos en la gestión y el gasto" y que son un gobierno social, comprometido tanto con la mejora de los servicios públicos universales como de aquellos otros destinados a los colectivos más vulnerables o a las personas con más problemas.

 

NO BORRARÍA NADA

 

Preguntada por la medida de la que se siente más orgullosa ha dicho que no puede escoger una, pero ha aseverado que "no borraría nada, ni siquiera lo malo, porque en la vida de las cosas malas se aprende muchísimo".

 

A lo largo de su intervención, ha abogado por un nuevo sistema de financiación "mas equitativo en el reparto" entre las comunidades. Ellos quieren "seguir siendo solidarios", ha dicho para añadir que trabajarán con lealtad. Eso sí, ha precisado que cada madrileño recibe 209 euros menos que el resto de los españoles en aplicación del actual sistema de financiación.

 

En materia de infraestructuras, la Comunidad está pidiendo un impulso a la creación de la alternativa gratuita a la A-1 y la recuperación de la Ciudad de la Justicia, ha indicado, es algo que está en manos de la Justicia porque hay dos proyectos que están siendo "objeto de contenciosos administrativos".

 

Por último, preguntada por la posible llegada de la Agencia del Medicamento a Barcelona en lugar de a Madrid, ha señalado que le gustaría que viniera a Madrid, pero si no lo hace, ella quiere que venga a España y "Cataluña es España".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress