Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 18 de junio de 2017

Un proyecto podemita para el PSOE

Guardar en Mis Noticias.

El Partido Socialista está en pleno congreso. Decían que era para que Sánchez nombrara a sus nuevos fieles y para presentar un proyecto a la sociedad española que llevará al partido a la carrera por volver a ganar las elecciones. Se supone que sería, por tanto, un proyecto ilusionante, ganador y sobre todo renovado.

 Al final, el secretario general ha llegado al congreso con las personas nombradas y las medidas anunciadas en el debate de la moción de censura de Podemos a Mariano Rajoy de esta semana. El PSOE quiere para la sociedad española, al menos en materia económica, exactamente lo mismo que el partido de Pablo Iglesias. Es decir, nada nuevo, ni ilusionante y me temo que de ganador poco.

 

Los españoles hemos vivido una de las peores crisis económicas de nuestra historia. Ha sido cruel con el empleo, los salarios, la vivienda. Hemos alcanzado cotas de paro nunca vistas. Seis millones de personas se fueron al paro en un breve espacio de tiempo, miles de ciudadanos perdían sus casas o no podían pagar el alquiler, ni la luz. Las desigualdades aumentaron y desapareció una gran parte de la clase media. Familias enteras tuvieron que acudir a los comedores sociales. Ha sido terrible. Y, ahora, cuando las cosas se han enderezado, se ha recuperado más del 60 por ciento del empleo perdido y la economía crece a tasas superiores al 3 por ciento, viene el PSOE y nos ofrece lo mismo que nos llevó al desastre. Nos proponen más gasto público, más banca pública, derogar la reforma laboral, subir el salario mínimo y más impuestos. Está claro que no han aprendido nada.

 

Ya sabíamos que este tipo de medidas son las que les gusta a la gente de Podemos acompañado eso sí de la colocación de todos los amiguetes que se pueda. Menos mal que existe la regla de gasto del ministro de Hacienda, sino ya habrían quebrado, por ejemplo, el ayuntamiento de Madrid, como han hecho con otros que ya tienen planes especiales de vigilancia. Creo que la sociedad esperaba algo más del PSOE. Es tan evidente la estrategia de Iglesias, que cuesta ver que Sánchez no se entere. Si pretende robarle votos, la gente votará al original. Y, seguramente, lo harán de forma menguante a las dos formaciones, porque millones de españoles saben que lo que nos pueden traer esas medidas es lo que ya hemos vivido y han sido díez años de angustia, de proyectos de vida rotos, de frustración. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress