Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 16 de junio de 2017

Mirando hacia atrás

Guardar en Mis Noticias.

Pues sí, han pasado cuarenta años desde que los españoles recuperamos la democracia y pudimos volver a votar. Cuarenta años en los que España se ha transformado profundamente.

En cuarenta años España se ha convertido en un país moderno, dinámico, con una Constitución avanzada, donde hasta ahora la convivencia ha sido más que razonable.

 

Y todo eso se ha logrado porque hace cuarenta años quienes lideraban los partidos políticos fueron capaces de anteponer sus demandas partidistas a la necesidad de llegar a acuerdos que permitieran poner en marcha la maquinaria democrática y sentar las bases de una legislación que convirtiera nuestro país en un Estado de Derecho.

 

Estos días son muchos los que se preguntan si la Transición fue un éxito y yo me permito decir un SI alto, claro y rotundo. Claro que lo fue, y ha sido percibido por los españoles hasta la aparición de Podemos.

 

Desde Podemos se viene achacando todos los problemas que tiene la sociedad de hoy a la Transición y esa idea perversa ha calado hasta el punto que muchos ciudadanos empiezan a creer que si están en el paro o si hay políticos que roban es culpa de que las cosas no se hicieron bien entonces.

 

Es curioso como las ideas simples y los sloganes terminan calando y siendo asumidos sin más por tanta gente.

 

Yo reitero que la Transición fue un éxito y decir lo contrario es negar la realidad. Desde luego que hoy nuestra sociedad tiene muchos problemas fruto en gran medida de la crisis económica desatada por la quiebra de Letman Brothers, aunque también es verdad que en el caos español era evidente que había una burbuja inmobiliaria que antes o después terminaría explotando. A estos hay que añadir lo sinvergüenzas que han sido unos cuantos políticos que se han dedicado a enriquecerse y a robar del erario público, mientras tantos ciudadanos sufrían las consecuencias de la crisis. Y hay más, la falta de empatía y arrogancia de los gobiernos del PP con las víctimas de la crisis.

 

Pero todo esto es una cosa y la Transición otra. Así que me parece una manipulación barata el intentar echar la culpa de los problemas de hoy a la Transición.

 

La Transición fue un éxito en sí misma entre otras cosas, insisto, porque los líderes políticos de entonces supieron estar a la altura de las circunstancias y porque la inmensa mayoría de los ciudadanos empujaban en la misma dirección.

 

Cuando ahora a algunos listos se les llena la boca diciendo lo que habría que haber hecho entonces parece que están obviando, no sé si por ignorancia o mala fe, que el franquismo estaba vivo y coleando, que la mayor parte del Ejército se resistía a los cambios, que ETA mataba todos los días, que la crisis económica era brutal, etc, etc, etc. Y en medio de todo ese caos los políticos de entonces tuvieron la grandeza de anteponer los intereses generales a los suyos propios, y así se pudieron convocar las primeras elecciones democráticas y elaborar una Constitución que dio paso a los Estatutos de Autonomía amén de otras tantas leyes que colocaron a nuestro país al compás del resto de las naciones democráticas.

 

Así que sí, la Transición fue un éxito y el consenso, ¡bendita palabra! la herramienta para el éxito.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress