Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 18 de mayo de 2017

Dar la cara

Guardar en Mis Noticias.

Vaya por delante que nunca me pareció bien aprovechar las ruedas de prensa que daban los presidentes del Gobierno cuando se encontraban fuera de España en viaje oficial para preguntar acerca de asuntos propios de la crónica nacional. A mi modo de ver, salvo excepciones muy contadas, ése tipo de agenda solo ceñida a las cuitas españolas suele delatar una concepción un tanto aldeana del periodismo. El mundo es ancho y de regreso a España siempre hay ocasión y tiempo para preguntar al presidente de turno por aquellos asuntos de la vida nacional que pueden incomodar pero que son de interés público.

Viene este apunte a colación de las preguntas de algunos colegas a Mariano Rajoy en el transcurso de su viaje oficial a China sobre el supuesto chantaje que habría sufrido en relación con determinada cinta que contendría revelaciones sobre la financiación irregular del PP hoy en proceso de investigación por la Audiencia Nacional.

 

A juzgar por la respuesta elusiva que dio se aprecia que Mariano Rajoy acumula muchos trienios y como esperaba la pregunta tenía estudiada la respuesta. Que consistió en remitirse a lo dicho por Méndez de Vigo, Portavoz del Gobierno -"No, no, no y no"-. Al contestar de esta guisa no ha dejado constancia en su propia voz de nada que en el futuro le pudiera comprometer. Mucha mili. Fue una salida inteligente para salir del paso en Pekín a dónde le había llevado el fantástico proyecto chino que pretende reeditar a lo grande nada menos que la Ruta de la Seda.

 

De vuelta a Madrid, Rajoy ya no puede seguir poniéndose de perfil. Ni en las sesión de control al Gobierno en el Congreso ni en la próxima rueda de prensa. Una vez en casa tiene la obligación de dar explicaciones. Máxime cuando en el sumario ahora público del "caso Púnica" queda establecido que el PP recibió más de 600.000 euros en dinero B con los que presuntamente habría financiado parte de la campaña de los comicios del 2008. A los políticos, en democracia, dar la cara les entra en el sueldo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress