Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 19 de abril de 2017
El 'bullying' es más psicológico que físico

Un 6% de alumnos españoles de 15 años admite sufrir acoso

Guardar en Mis Noticias.

El porcentaje de alumnos de 15 años que reconoce que sufre acoso escolar de manera frecuente en España se eleva al 6% frente al 8,9% de la media de los países de la OCDE, según el informe 'El bienestar de los estudiantes: Resultados de PISA 2015', presentado a nivel mundial.

[Img #58834]Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del último informe PISA, conocido por los resultados en Matemáticas, Lectura o Ciencias del alumnado de 72 países, pero que en esta edición incluye un nuevo análisis sobre su contexto personal y familiar tras contestar un cuestionario específico de 35 minutos, que, además, en el caso de España, completaron directores, profesores y padres.

 

El 'bullying' en España es sobre todo psicológico y social --insultos, amenazas, aislamiento, rumores...-- más que físico, que representa el 3% frente al 4% de media de la OCDE. Es precisamente este acoso físico el utilizado de forma generalizada en todos los países para medir la incidencia de este problema en sus sistemas educativos, si bien el informe revela que un 14% de los alumnos españoles dice que ha sufrido algún tipo de hostigamiento alguna vez al mes (OCDE 19%).

 

"No hay en España un acoso escolar tan grande y violento, pero si psicológico", ha advertido el director de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, que ha advertido de que los centros educativos, los profesores y los padres están más concienciados respecto a la agresión física y no social o psicológica, que es "más difícil de detectar". "Hay formas de acoso más invisibles pero no por ellos menos importantes", ha aseverado.

 

Así, un 8% de los encuestados afirma que sus compañeros se burlan de ellos (OCDE 11%); a un 3% le han amenazado (4% OCDE); a un 4% le han robado o destrozado alguna pertenencia sus compañeros, el mismo dato que la media de la OCDE, o un 6% ha asegurado que sus compañeros han difundido rumores desagradables sobre ellos en algún momento (8% OCDE).

 

Así, en el capítulo dedicado al 'bullying', la OCDE en su informe de más de 500 páginas admite que se trata de un problema grave, que se ha visto acrecentado por el uso de las nuevas tecnologías. La proporción de estudiantes españoles que sufren acoso de manera frecuente en España se asemeja a la de Alemania o Perú (ambos con un 6,1%).

 

Qatar lidera esta tabla (19,1%), seguido de Nueva Zelanda (18,3%), mientras que Corea y Holanda, con el 2,1% y el 3,3%, respectivamente, son los países que presentan los datos más bajos de alumnos que aseguran que sufren acoso de sus iguales varias veces al mes.

 

EL 'BULLYING' INFLUYE EN EL RENDIMIENTO

 

Además de estos datos generales, el informe identifica la influencia del 'bullying' en el rendimiento del alumnado y señala que en España, los centros en que el 10% de su alumnado sufre este tipo de hostigamiento obtienen un resultado 21 puntos inferior en Ciencias que aquellos centros educativos donde las víctimas de acoso se reducen al 5%.

 

El informe PISA señala también que en España el 'bullying' no está tan directamente relacionado con el tipo de centro, como sí ocurre en la media de la OCDE, donde este problema es mayor en los colegios e institutos de lugares más desfavorecidos.

 

Casi uno de cada tres alumnos que admite que sufre intimidación de otros compañeros declara no estar satisfecho con su vida y el 35% dice sentirse ajeno al centro escolar. Además, la exposición frecuente al acoso es dos veces mayor entre los estudiantes que no sienten el apoyo de sus padres para superar las dificultades en el colegio y quienes por el contrario cuentan con apoyo parental.

 

ALTA SATISFACCIÓN DEL ALUMNADO CON SU VIDA

 

En España, en general, los niveles de satisfacción del alumnado con su vida son altos y de media esta percepción alcanza el 7,4 en una escala de cero a diez. "No hay ningún lugar en el mundo donde de los alumnos se sientan tan bien en su colegio, no se ve en otro sitio", ha sentenciado el director de Educación de la OCDE y responsable del informe PISA, que ha asegurado que esto se debe a los profesores españoles.

 

"Hay que dar las gracias a los docentes de España", ha subrayado Schleicher, al tiempo que ha explicado que este colectivo no se preocupa sólo por las materias, sino que centra su "responsabilidad" en que los alumnos se encuentren "muy bien" en el entorno escolar, donde sienten su apoyo.

 

Otros países con alto rendimiento en las tres materias evaluadas en PISA 2015, sus alumnos no sienten tanta satisfacción con su propia vida esclar, pero este dirigente de la OCDE ha advertido de que el rendimiento no está reñido con el bienestar. En este sentido, ha puesto como ejemplo Finlandia y Holanda, cuyos alumnos se encuentran felices y obtienen buenos resultados.

 

Incluso dentro de España también existe el equilibrio entre estos dos aspectos. Es el caso de Castilla y León, cuyos resultados en la evaluación de la OCDE superan con creces a la media y, además, su alumnado se muestra altamente satisfecho con su vida y entono escolar.

 

MUCHA ANSIEDAD, POCA AMBICIÓN Y DEBERES POCO ÚTILES

 

Un asunto del que alertan los resultados de esta encuesta que acompaña a PISA es el elevado nivel de ansiedad del alumnado español en comparación con la media de los países de la OCDE. En concreto, el 48% se encuentra muy tenso cuando estudian, casi diez puntos más que la media e incluso el 67% se encuentra muy estresado frente a un examen pese llevarlo preparado.

 

En concreto, la ansiedad en España es superior en los centros donde los estudiantes dedican más de 50 horas semanales a estudiar ---dentro y fuera del aula--. "El porcentaje de estudiantes preocupados es muy alto porque tienen mucha presión, quieren mejores notas o tienen muchos deberes. Este es quizás el punto más débil", ha dicho Schleicher, que ha asegurado que esto se solventaría si los profesores aplicaran prácticas pedagógicas "individualizadas" que atiendan a las necesidades de los alumnos.

 

A su juicio, la carga de deberes en España no es superior a la media de los países de la OCDE, sin embargo, ha señalado que el tipo de trabajos que los alumnos tienen que hacer en casa no son "motivadores", es decir, no están orientadas para que el estudiante vea la utilidad de lo que el profesor le ha enseñado en clase. "Los deberes deben constituir verdaderas experiencias de aprendizaje", ha añadido.

 

Esta ansiedad por las notas o los resultados no tiene nada que ver, según las conclusiones de este documento con la ambición del alumnado. Los adolescentes españoles de 15 años tienen un nivel de ambición personal inferior a la media de la OCDE, pues el 53% se declara ambicioso frente al 71% de la media de los de los países participantes en PISA. "La motivación en la escuela tiende a estar relacionada con mejores resultados académicos , pero puede conducir a la ansiedad", sostienen los autores.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress