Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 8 de abril de 2017
exposición de la fotógrafa en san sebastián

Begoña Zubero capta los espacios explorados por Antonioni en los años 30

Guardar en Mis Noticias.

La sala Artegunea de San Sebastián acoge Gente del Po, una propuesta de la fotógrafa Begoña Zubero que busca un acercamiento entre personal y documental al paisaje natural y humano en torno al río Po en Italia.

[Img #58487]La muestra, comisariada por Enrique Martínez Lombó, se compone de 94 fotografías positivadas en soportes variables y pertenecientes a 3 series (Le sponde, Le capanne y Paesaggio industriale), además de un ejemplar de la revista Cinema nº 68, una cabaña, y dos vídeo-instalaciones (Dal Ponte y Pontelagoscuro). La exposición estará abierta del 7 de abril al 2 de julio de 2017
 
La serie que ahora presenta Begoña Zubero es el resultado de sus últimos cuatro años de residencia en Italia. Un proyecto que surgió tras el descubrimiento de la faceta de Michelangelo Antonioni como fotógrafo gracias a las imágenes que acompañan a su artículo Per un film sul fiume Po, publicado en 1939 en la mítica revista Cinema. En él se preguntaba si la manera de regresar a la topografía física y humana del río que había pertenecido al paisaje de su juventud debía ser a través del documental o la ficción. Zubero retoma esta idea por medio de una aproximación fotográfica a los espacios explorados por Antonioni, lo que ha dado como resultado un complejo universo visual en el que el paisaje cobra protagonismo a través de la fotografía, escultura, video e instalación.
 
La instalación Dal Ponte, por ejemplo, traspasa conceptualmente la idea de fotografía al incorporar sutilmente el movimiento, la corriente, el curso, en una instalación a pantalla doble que muestra dos planos secuencia estáticos con gran profundidad de campo de claras alusiones cinematográficas. Es la pieza con referencias más claras a la figura de Antonioni al incorporar una voz masculina que recita el texto “Per un film sul fiume Po”.  La muestra se competa, asimismo, con una cabaña a tamaño natural, que viene a completar la serie Le capanne, y es que la cualidad escultórica de estas construcciones llevó a Zubero a la concepción de esta pieza exenta, en colaboración con la escultora Begoña Goyenetxea
 
En cuanto a la visión del paisaje en la obra de Zubero, puede entenderse como una ruptura con su trabajo anterior, lo es sólo en su vertiente formal, ya que la idea que subyace es la misma en la que ya había trabajado con anterioridad en su proyecto Existenz, un recorrido por la arquitectura de poder de los regímenes totalitarios europeos del siglo XX, en el que explora la importancia de la idea del registro y la memoria.
 
Ahora ya no lo hace por medio de las monumentales construcciones sino a través de imágenes en las que la naturaleza y el río cobran protagonismo, convirtiéndose en depositarios de la identidad, memoria e imaginación de la colectividad.
 
La ausencia de la figura humana no es impedimento para que la épica de la vida cotidiana se haga presente en las fotografías de Begoña Zubero a través de los testigos que la actividad antrópica deja en el medio natural, desde las autoconstruidas cabañas de pescadores hasta las chimeneas protagonistas de los paisajes industriales.
 
La interesante tensión que se genera entre la voluntad estético-pictórica, que no pictorialista, que asume la concepción clásica del paisaje como exponente del arte de la contemplación, y el terreno más expansivo y postconceptual del arte contemporáneo, que se incorporó a la fotografía de paisaje en Estados Unidos a partir del movimiento New Topographics de mediados de la década de los setenta (y que en Europa tendría su máxima expresión en la Escuela de Düsseldorf), aporta interés y complejidad a este trabajo, abriendo nuevos caminos para futuras investigaciones.
 
FOTÓGRAFA
 
Begoña Zubero (Bilbao, 1962) se formó como fotógrafa en Madrid (Universidad Complutense) y Nueva York (School of Visual Arts), donde vivió y trabajó durante cuatro años. Actualmente vive y trabaja en Bilbao.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress