Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 22 de marzo de 2017
remitido

Requisitos habituales para conseguir un crédito rápido

Guardar en Mis Noticias.

Los créditos rápidos y micropréstamos han ganado mucha popularidad entre los consumidores, en parte, gracias a que los requisitos que hay cumplir para la tramitación y concesión de los mismos son bastante menos exigentes que los exigidos por la banca tradicional.

[Img #57855]Sin embargo, eso no significa que no haya condiciones que cumplir. Al contrario, las entidades que ofrecen créditos rápidos tienen unas condiciones muy claras y su incumplimiento da lugar a una negativa absoluta de la solicitud del préstamo.

 

No obstante, conviene señalar que puede haber diferencias entre las exigencias de una u otra entidad. No todas ellas establecen las mismas limitaciones. Pueden verse las distintas condiciones en el comparador de créditos rápidos dineroycreditos.com.

 

A lo largo de este artículo, vamos a enumerar todas las condiciones y requisitos que debes cumplir para conseguir un préstamo rápido y, al mismo tiempo, haremos las matizaciones oportunas, en caso de que existan excepciones.

 

Ser residente habitual y tener el domicilio permanente en España

 

Esta condición es común a la práctica totalidad de las entidades de créditos rápidos. Las personas que no estén domiciliadas y no cuenten con la residencia habitual en España, no podrán beneficiarse de un préstamo de estas características.

 

El motivo fundamental es evitar la morosidad por el hecho de que el titular del préstamo se marche del país sin haber saldado previamente su deuda.

 

Ser titular de una cuenta corriente española

 

En realidad, este requisito se divide en 2.

 

Por un lado, es necesario ser titular de una cuenta corriente. Esto se debe a que, en la mayor parte de las ocasiones, el importe del préstamo se hace llegar al solicitante mediante una transferencia bancaria a una cuenta corriente. Para evitar cualquier tipo de problema, es imprescindible que dicha cuenta esté a su nombre.

 

Merece la pena mencionar que determinadas entidades han comenzado a utilizar una nueva forma de entrega del préstamo, mediante retirada en cajeros automáticos y la utilización de una clave. Dichos cajeros deben contar con dicha funcionalidad, por supuesto.

 

En cierto modo, esto abre la puerta a aquellos clientes que prefieran no utilizar una cuenta corriente para recibir el dinero.

 

Por otra parte, la cuenta corriente debe haber sido abierta en una oficina bancaria situada en España; es decir, no se permiten las cuentas bancarias extranjeras. Por un lado, eso exigiría la realización de una transferencia internacional en muchos casos. Además, se abriría la puerta, de nuevo, a experimentar una mayor morosidad debido a los riesgos inherentes a realizar transferencias de efectivo al extranjero.

 

Disponer de ingresos regulares o avales bancarios

 

La mayor parte de las entidades de microcréditos han eliminado este requisito como condicionante para aprobar sus préstamos. En parte, ésta ha sido una de sus grandes ventajas competitivas. Por supuesto, esto supone un mayor riesgo financiero desde el punto de vista de la viabilidad económica del cliente.

 

El resto de entidades de créditos rápidos, sin embargo, siguen exigiendo que el solicitante del préstamo cuente con una nómina, pensión o ingreso regular de semejante naturaleza. Para ello, habitualmente requieren la presentación de la declaración del IRPF o las últimas nóminas recibidas.

 

En su defecto, o incluso de forma complementaria, también puede llegar a exigirse la presentación de un aval bancario. Fundamentalmente, todo ello dependerá de la capacidad del solicitante del préstamo para acreditar la suficiente solvencia, así como del importe económico que se esté pidiendo.

 

Debemos recordar que los microcréditos se limitan a ofrecer cantidades modestas de entre 50 y 300 euros, salvo cuando se trata de clientes habituales que ya han demostrado capacidad para devolver los préstamos recibidos anteriormente.

 

Sin embargo, los créditos rápidos pueden alcanzar varios o decenas de miles de euros. En esas circunstancias, es comprensible que la entidad financiera adopte mayores precauciones.

 

No haber sido inscrito en un registro de morosidad

 

Por regla general, ninguna entidad financiera del tipo que sea concederá un préstamo a una persona que figure en los registros de morosidad como RAI o ASNEF.

 

Dicha inscripción constituye una prueba evidente de una falta de solvencia o voluntad de no pagar una deuda previa. En esas circunstancias, no tiene sentido conceder un préstamo.

 

Por ese motivo, si has sido inscrito en uno de estos registros, lo primero que debes hacer es resolver la causa que ha motivado dicha inscripción y solicitar su posterior cancelación.

 

Ahora bien, una pequeña selección de entidades de microcréditos han comenzado a hacer excepciones al respecto. De hecho, en algunos casos hacen alarde de ello en sus reclamos publicitarios.

 

Lo cierto es que la concesión del préstamo estando inscrito en estos registros se limita a situaciones bastante extraordinarias, en las que cuales no pueden incurrir una deuda contraída con otra entidad financiera. En cualquier caso, vale la pena intentarlo.

 

Tener la mayoría de edad

 

Aunque el sector bancario tradicional sí que contempla la concesión de préstamos para estudiantes menores de edad, lo cierto es que son sus tutores legales los que responden de los mismos.

 

Salvo esta “excepción”, todos los préstamos deben ser concedidos a personas mayores de edad. Los créditos rápidos no son ninguna excepción. Es más, en algunos casos, incluso se exige que el solicitante tenga una edad aún mayor; por regla general, los 21 años.

 

Finalmente, también vale la pena señalar que muchas entidades establecen un límite máximo de edad fijado en los 70 años. Obviamente, esto se debe al deseo de evitar el fallecimiento del titular del préstamo, sin la posibilidad de que sus herederos y otras personas asuman la deuda contraída por aquel.

 

Presentar la documentación básica

 

Las entidades de créditos rápidos tienden a reducir el volumen de documentos que se han de presentar para la solicitud y concesión del préstamo.

 

Por regla general, se suele solicitar:

 

• Un documento acreditativo de la identidad del solicitante.

 

• Un número de cuenta corriente y recibo o justificante de la titularidad de la misma.

 

• Una copia de la nómina o pensión, cuando éstas son necesarias.

 

En este sentido, nos permitimos recordar las diferencias ya mencionadas entre las empresas de microcréditos y las de créditos rápidos tradicionales.

 

Además, las entidades de microcréditos han comenzado a utilizar tecnología digital, que les permite hacer las verificaciones del perfil del cliente sin necesidad de que este envíe documentación concreta de su cuenta. Basta entonces que se identifique con un documento válido y que informe de su número de cuenta.

 

Presentar la documentación requerida de forma telemática o por correo

 

Actualmente, y dependiendo de los casos, las entidades de créditos rápidos admiten dos formas de presentación de la documentación.

 

La más habitual consiste en el envío de dicha documentación mediante el uso de correo ordinario o, en algunos casos, un servicio de mensajería proporcionado por la propia entidad. Nos referimos, por supuesto, a las entidades más tradicionales.

 

Los microcréditos, sin embargo, prefieren que la presentación se realice de forma telemática, ya sea por correo electrónico, la firma digital a través de una plataforma online, etc.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress