Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 18 de marzo de 2017
dice que "está sobre la mesa" una acción armada

EEUU pierde la "paciencia estratégica" con Corea del Norte

Guardar en Mis Noticias.

Estados Unidos asegura que una acción armada contra Corea del Norte "es una opción que está sobre la mesa" si desde Pyongyang mantienen su programa nuclear y elevan las amenazas.

[Img #57699]El secretario de Estado, Rex Tillerson, ha llegado a decir que la "paciencia estratégica" que ha ejercitado la Administración de Barack Obama "se ha terminado" y ha conminado al régimen norcoreano a abandonar sus lanzamientos balísticos y pruebas nucleares.

 

"Voy a ser claro: la política de paciencia estratégica ha terminado. Vamos a explorar un nuevo abanico de medidas de seguridad y diplomáticas", ha subrayado Tillerson durante una rueda de prensa en la que ha insistido de que cualquier amenaza contra Corea del Sur merece "una respuesta apropiada".

 

El secretario de Estado estadounidense ha realizado estas declaraciones apenas un día después de que los norcoreanos afirmaran que no temen a Estados Unidos ni a sus vecinos.

 

Tillerson, que se encuentra de visita en Japón y Corea del Sur, ha asegurado que la acción militar no es algo que esté descartado, aunque "desde luego es algo que no queremos", ha dicho el responsable de la diplomacia de EEUU después de visitar la zona desmilitarizada que divide a las dos Coreas.

 

La visita de Tillerson se produce en medio de la escalada de tensión con Corea del Norte que se han incrementado desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Desde comienzos de año, desde Pyongyang se han lanzado misiles de medio alcance en dos ocasiones y han amenazado con el lanzamiento de un misil intercontinental. La situación en la región ha supuesto que Estados Unidos y Corea del Sur hayan anunciado el despliegue del escudo antimisiles THAAD para protegerse de las amenazas norcoreanas.

 

Al ser preguntado por la posibilidad de una opción militar, el jefe de la diplomacia norteamericana no la ha descartado: "Si aumentan la amenaza de su programa armamentístico hasta un nivel en el que creemos que es necesaria una acción, esa opción está sobre la mesa".

 

Por otra parte, Tillerson también ha instado al Gobierno chino a implantar las sanciones contra el régimen norcoreano y ha considerado "innecesarias" y "preocupantes" las medidas adoptadas por Pekín a raíz de la implantación del sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur.

 

"Creemos que no es la manera en la que una potencia regional ayuda a resolver lo que supone una amenaza grave para todos, por lo que esperamos que China cambie su posición sobre los castigos a Corea del Sur", ha añadido, en alusión a las restricciones empresariales impuestas.

 

El ministro de Exteriores surcoreano, Yun Byung Se, ha defendido durante la comparecencia ante los medios que el sistema THAAD sólo tiene como objetivo mejorar la defensa de Corea del Sur frente a potenciales ataques del Norte y no afecta a ningún otro país.

 

Precisamente, y ante la tensión que se vive en la zona desde hace meses, una localidad pesquera del noreste de Japón, Oga, ha llevado a cabo el viernes la primera maniobra con civiles para preparar a la población ante un potencial ataque de Corea del Norte, después de que uno de los últimos misiles lanzados por este último país cayese a unos 200 kilómetros de la ciudad.

 

En los ejercicios han colaborado el Gobierno central de Japón y las administraciones tanto regional como local. La premisa ha consistido en evacuar a la población en caso de que un misil de un país extranjero impactase en aguas territoriales japonesas.

 

De esta forma, los servicios de emergencia locales han practicado cómo sería recibir un aviso a través del sistema nacional J-ALERT y las alertas que trasladarían a la población de Oga, a la que han recomendado quedarse a cubierto. Unos 50 vecinos han participado en los ejercicios, a los que también se han sumado medio centenar de alumnos de una escuela primaria, informa la cadena estatal NHK.

 

"El misil ha caído unos 20 kilómetros de la península de Oga", proclamaban los altavoces durante la evacuación simulada. "El Gobierno está examinando los daños", añadían en sus avisos, acompañados de ruido de sirenas.

 

La población parece concienciada de la amenaza, habida cuenta de que la semana pasada Corea del Norte volvió a realizar una prueba balística. "He visto misiles disparos entre países en televisión, pero nunca imaginé que esto nos pasaría a nosotros", ha declarado uno de los vecinos de Oga, Hideo Motokawa, de 73 años, a la agencia Reuters.

 

Un supervisor de las medidas de seguridad de la prefectura de Akita, Osamu Saito, ha señalado que "todo puede pasar hoy en día" y ha defendido este tipo de ejercicios, si bien al mismo tiempo también ha admitido que nadie se puede "anticipar" al comportamiento de gobiernos como el de Kim Jong Un.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress