Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 17 de marzo de 2017

Ganan los estibadores

Guardar en Mis Noticias.

La directiva europea ordenando la liberalización del sector de la estiba en España data del 11 de diciembre de 2014. Se puede atribuir al Gobierno desidia a la hora de afrontar la situación. "Tiempo han tenido" se dice desde la Oposición y no les falta razón, pero no hay que pensar que por pronto que se hubieran iniciado las negociaciones el resultado final -el desacuerdo entre patronal y trabajadores- hubiera sido distinto.

La directiva europea dice blanco sobre negro que no es admisible que la SAGEB -Sociedadaes Anónimas de Gestión de Estibadores Portuarios- tenga el monopolio para la contratación y formación de los trabajadores de la estiba.

 

Los estibadores cuyo trabajo es bien importante y sus sueldos superan con creces la actual media de los salarios en España no quieren ni oír hablar de que se cuestione su actual status que en el actual contexto económico y laboral de nuestro país es realmente privilegiado.

 

¿Se imagina lo que darían muchos trabajadores por poder retirarse de un trabajo a los 50 o 55 años con una remuneración mensual que ronda y en algunos casos supera los 3.000 euros. La derrota parlamentaria sufrida este jueves por el Gobierno da fuerza a los estibadores. Se vuelve al principio y, de momento, no habrá huelga. Queda por ver si algunas de las partes son capaces de sacar un as de la manga que permita el acuerdo. La ausencia del mismo ha sido el argumento de la Oposición para tumbar la propuesta del Gobierno que, por otro lado viene reclamada por Europa.

 

Cuando se está en minoría, la derrota en el Parlamento forma parte del paisaje. Tiempo y ocasiones habrá para que el Ejecutivo sufra en sus carnes su posición de minoría. Sin embargo, en este caso que nos ocupa, no se trataba tanto de acordar con los grupos parlamentarios sino con los propios estibadores. La Oposición ha querido acuerdo entre las partes por encima de cualquier otra consideración. Lo que no sé es cómo van a justificar este cariño hacia los estibadores cuando se vean las caras con parados de larga duración o con otros colectivos que por no ser estratégicos carecen de cualquier elemento de presión para llevar al limite una situación determinada.

 

El caminar sobre seguro, el carecer de incertidumbres ha sido el modo y forma en la que los estibadores españoles han venido realizando su trabajo. Ningún otro sector ha exhibido tanta fuerza ni ningún otro colectivo puede causar el daño económico que el desacuerdo -o el empecinamiento, según algunos- puede originar en la economía española.

 

El rostro del Presidente era en si mismo toda una crónica. La crónica del disgusto en general y del enfado en particular con Ciudadanos que a diferencia de los demás partidos llevaba esta cuestión en su programa electoral.

 

Confiemos que a lo largo de la próxima semana sea posible salvar los escollos que a día de hoy impiden la traslación de la directiva europea pero más allá de este hecho puntual, lo ocurrido en el Congreso puede ser una buena radiografía de la legislatura que nos espera. Verán como no va a ser ni fructífera ni larga porque gane quien gane en las primarias del PSOE la situación no va a cambiar mucho. Si alguien cree que Susana Díaz va a hacer la ola a Rajoy está más que equivocado. El tiempo lo dejara bien claro.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress