Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 10 de marzo de 2017
Park es sospechosa de extorsionar a empresarios

Corea del Sur destituye por corrupción a la presidenta del país

Guardar en Mis Noticias.

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur ha decidido que la presidenta, Park Geun Hye, sea destituida de su cargo por corrupción, aunque ya había sido apartada en diciembre por las investigaciones que la vinculaban con extorsiones a empresarios para conseguir enormes sumas de dinero.

[Img #57422]Dos personas han fallecido en las manifestaciones multitudinarias que se han producido en Seúl cuando ha trascendido el fallo del Tribunal.

 

A la incertidumbre política que vive ahora Corea del Sur, con la presidenta del país destituida y la convocatoria de nuevas elecciones antes de 60 días, se suma la escalada de tensión con Corea del Norte y los lanzamientos de misiles desde Pyongyang. De hecho, una vez conocida la noticia, el Ejército ha anunciado que seguirá adelante con el escudo antimisiles THAAD y EEUU y Japón se han apresurado a asegurar a Seúl que mantienen "su cooperación" con el Gobierno surcoreano.

 

Por su parte, el primer ministro y presidente en funciones Hwang Kyo Ahn, ha hecho un llamamiento para mantener la estabilidad en el país, ha manifestado "respeto" por la decisión del Tribunal y ha resaltado que "es necesario gestionar el orden social para evitar nuevos conflictos internos", según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

 

Hwang ha pedido al Gobierno que acelere los preparativos para las elecciones presidenciales anticipadas, que se celebrarán en un plazo de dos meses y se anuncia como fecha posible el 9 de mayo, aunque aún no se ha confirmado.

 

La destitución de Park se ha aprobado de forma unánime, con el voto de los ocho jueces que forman parte del tribunal --que en un inicio estaba conformado por nueve magistrados, si bien el mandato de uno de ellos acabó el pasado 31 de enero--.

 

El tribunal ha entendido que Park "violó la ley" al permitir que su confidente y amiga, Choi Soon Sil --cuya detención en octubre sacó a la luz el escándalo--,

 

tuviera cierta influencia y mediara en asuntos estatales, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

 

No obstante, ha rechazado otros cargos citando falta de pruebas, entre ellos, el de abuso de poder a la hora de designar a altos cargos del Ejecutivo. Asimismo, el Constitucional ha señalado que en su decisión no se ha tenido en cuenta el papel de Park en el hundimiento del ferry 'Sewol', en 2014, en el que murieron más de 300 personas, que regresó al foco mediático durante el período de 'impeachment'.

 

La corte ha anunciado su decisión el viernes en su última audiencia, celebrada a las 11.00 horas, como estaba previsto, en medio de un importante operativo de seguridad en el que se han desplegado más de 20.000 agentes en las inmediaciones de las sedes del Gobierno, entre ellas el Palacio Presidencial --o Cheong Wa Dae--.

 

Con este fallo se pone fin a una investigación que ha durado más de 90 días y que ha sumido al Partido Saenuri, al que pertenece Park, en la mayor crisis de su historia, provocando incluso que una parte de la formación decidiera escindirse y crear un nuevo partido para tratar de desvincularse del escándalo.

 

El ministro de Justicia surcoreano, Lee Jung Mi, ha asegurado que "los efectos negativos de las acciones de la presidenta y sus repercusiones son muy graves", subrayando por otro lado que "los beneficios de defender la Constitución destituyéndola de su cargo son abrumadoramente extensos".

 

SOBORNOS Y CHANTAJES

 

El Parlamento surcoreano aprobó el 9 de diciembre un 'impeachment' contra Park, que contó con el respaldo de 40 miembros de su propia formación. La legislatura ha presentado un total de 13 cargos contra la presidenta: cinco violaciones a la Constitución y ocho delitos legales.

 

La investigación arrancó después de la detención de Choi quien, a pesar de no tener ningún cargo dentro del Gobierno, interfirió en asuntos del Estado para beneficiar a dos ONG de su propiedad, caso que también ha salpicado a los ejecutivos de varios de los conglomerados más importantes del país, entre ellos Samsung.

 

El vicepresidente y heredero de este 'chaebol', Lee Jae Yong, reconoció que la apartada presidenta obligó a que su compañía financiara con miles de millones de wones a diferentes organizaciones de las que Choi era propietaria, acusaciones que negó públicamente. No obstante, este jueves negó todos los cargos de soborno y corrupción que pesan sobre él.

 

Además, los fiscales encargados del caso han estado investigando el papel de Park a la hora de presionar al Servicio Nacional de Pensiones (SNP) para que éste apoyara la fusión de Samsung con Cheil Industries en 2015, a cambio de que la compañía respaldara económicamente a Choi.

 

Se sospecha que el grupo entregó 3.500 millones de wones (unos 2,8 millones de euros) a una de las compañías de las que Choi era propietaria. Asimismo, creen que Samsung entregó otros 20.400 millones de wones (más de 16 millones de euros) a las dos fundaciones sin ánimo de lucro gestionadas por Choi.

 

El respaldo del SNP a la fusión de Samsung C&T y Cheil Industries levantó serias críticas, ya que esta decisión no fue revisada por una junta independiente.

 

DIMITE EL IMPULSOR DEL CESE, TRAS "CUMPLIR" SU TAREA

 

A pesar de haberse disculpado públicamente ante el pueblo, el índice de aprobación de Park ha caído a mínimos históricos. Una serie de parlamentarios escindidos de su partido, recientemente integrados en una nueva formación denominada Partido Bareun, han asegurado que intentarán convertir el escándalo en una oportunidad para reformar el país y recobrar los verdaderos valores del partido.

 

De hecho, el líder del Partido Bareun, Choung Byoung Gug, ha dimitido tras haber "cumplido" su tarea de impulsar el cese de Park. "Ya he cumplido mi tarea como primer líder del Partido Bareun", ha anunciado Choung, según recoge la agencia surcoreana de noticias Yonhap. Choung es uno de los 29 parlamentarios díscolos que abandonaron la formación gubernamental para crear un nuevo partido tras salir a la luz el escándalo que salpicó a Park.

 

Ahora, ha decidido dejar el liderazgo de su grupo para que el partido continúe su expansión y acoja a más gente. "Es deprimente ver cómo ha sido destituida una presidenta elegida por nuestras propias manos. Pero el Partido Bareun colocó como su máxima prioridad la voz del pueblo, y ésta ha resultado en la decisión del Tribunal", ha añadido el que también fue ministro de Cultura.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress