Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 24 de enero de 2017

Nubarrones sobre el PSOE

Guardar en Mis Noticias.

El partido que ha gobernado España durante veintiuno de los cuarenta años que el próximo junio se cumplirán desde las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, se encuentra inmerso en una profunda crisis tanto de proyecto ideológico como de liderazgo político. A cuatro meses de la celebración de las primarias para elegir nuevo secretario o secretaria general, los nubarrones en el horizonte socialista no acaban de despejarse, sino más bien todo lo contrario.

De momento, sólo el vasco Patxi López ha confirmado oficialmente su intención de presentarse a las citadas primarias. La andaluza Susana Díaz todavía no lo ha hecho, aunque todo parece indicar que al final, y tras muchos meses manteniendo la incertidumbre, dará el paso. Y queda por saber lo que hará el defenestrado secretario general, Pedro Sánchez, aunque también en este caso parece que su decisión final será concurrir a las primarias, sabedor que su "no es no" a la investidura de Rajoy fue algo que caló y mucho en la militancia, siendo ese su principal activo para volver a dar la batalla por el liderazgo de su partido.

 

La recuperación del PSOE es importante para el equilibrio político e institucional. No se trata de volver sin más al bipartidismo que durante tantos años ha funcionado en nuestro país, sino que un partido que ha sido clave en la gobernabilidad de España durante las últimas décadas recupere ese papel de referente y de supremacía en el electorado del centro izquierda que actualmente le disputa una formación mucho más radical y en algunos aspectos antisistema como es Podemos. Un PSOE fuerte, con una idea clara de España es mucho más útil y necesario que un Podemos complaciente con los nacionalismos, partidario del derecho a decidir y defensor de algo tan difuso y gaseoso como lo que ellos llaman la plurinacionalidad del Estado español.

 

Por eso, las dudas sobre qué líder necesita el PSOE para afrontar esta nueva etapa se acumulan sobre el tablero socialista y es de suponer que también sobre los propios militantes que serán al final los que tengan que elegir. Parece claro que si al final Pedro Sánchez decide presentarse, su proyecto político será el entendimiento con las izquierdas, es decir con Podemos, para echar al PP del poder. Patxi López es percibido a día de hoy como alguien que está en tierra de nadie sin mucha sustancia política. Y en cuanto a Susana Díaz, esa aureola de representar las esencias tradicionales del socialismo se ha visto muy empañada por su papel determinante a la hora de provocar la caída de Sánchez en el tormentoso y bochornoso Comité Federal del uno de octubre. Dicho de otra manera, Díaz se ha dejado muchos pelos en la gatera y ese no es un buen punto de partida para asumir un liderazgo fuerte que intente unir y recuperar al PSOE.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress