Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 8 de enero de 2017

Ahora, los gastos de hipotecarse

Guardar en Mis Noticias.

Los cientos de miles de clientes bancarios con hipoteca que incluía una cláusula suelo no han encontrado aún una fórmula para recuperar su dinero. El Gobierno intenta mediar con una especie de código de buenas prácticas para agilizar el proceso.

Sin embargo, no es fácil. La falta de transparencia con la que se califica a la cláusula suelo, cree la banca implicada que no se da en todos los casos, así que algunas entidades no están dispuestas a hacer tabla rasa, tratar a todos los casos por igual, sino ir más despacio y caso a caso.

 

Estamos en éstas, cuando sale a la luz una nueva lucha que emprender contra los bancos. Ahora hablamos de los gastos en los que se incurren cuando se formaliza una hipoteca: notario, registro, impuestos o gestoría. El asunto es antiguo, ya que el Tribunal Supremo dijo en 2015 que quizás algunos gastos habría que compartirlos entre cliente y entidad. Después ha habido sentencias de distintos tribunales ordinarios con resultados diversos. Parece que sí hay algo más o menos claro, o al menos eso señala la letra del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales, es que los gastos del impuesto corresponden íntegramente al cliente y esta parte es nada más y nada menos que el 80-90 por ciento del gasto total.

 

Me da la impresión de que se está montando de nuevo un caso contra las entidades financieras. Y no es que yo desconozca que algunas han tejido productos invendibles a la mayoría de los clientes e incluso empleados, con el silencio de las autoridades responsables. Pero esto no quita para que se observe un ensañamiento contra el colectivo en su conjunto, sin distinción de ningún tipo. Y no sólo desde algunos medios de comunicación sino también desde ámbitos de la judicatura. Está mal visto socialmente, incluso puedes ser acusado hasta de facha, si osas intentar explicar que cada uno es ciudadano libre para firmar lo que quiera y responsabilizarse después de lo pactado y firmado.

 

Ya se extiende demasiado en el tiempo, la falta de información financiera como excusa para hacerse el sueco cuando vienen mal dadas. Vamos a ver cómo se acaba resolviendo el asunto de los gastos de formalización de una hipoteca, pero ya son demasiados casos, durante demasiados años. En algún momento, los españoles tendremos que aumentar nuestra cultura financiera y buscar asesoramiento previo si vamos a invertir nuestros ahorros o a realizar la mayor inversión de nuestra vida como es la compra de una casa. Hasta cuándo se va a invocar la ignorancia para que el Estado, es decir todos, acabemos pagando las inversiones de unos pocos si salen mal y algunos despachos forrándose, mientras esos pocos jamás dicen nada si las cosas van bien.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress