Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 4 de enero de 2017

Quo vadis PSOE?

Guardar en Mis Noticias.

¿A dónde va el PSOE? Es la pregunta del millón. El partido más antiguo de España y el que más años gobernó nuestro país comparece desnortado. Falto de pulso político y sobrado de intrigas internas. La reiterada pérdida de apoyo electoral y el desplome en las encuestas -sobrepasado ya por Podemos-, abocan al partido a una situación muy delicada por no decir que dramática.

No tiene una dirección reconocible aunque tiene una gestora sobre cuyo presidente (Javier Fernández) recae un peso de responsabilidad que a todas luces no se merece. A la espera de que se celebren elecciones primarias primero y el famoso y siempre aplazado congreso después, el partido se mueve en el territorio de la ambigüedad. Por un lado apoya al Gobierno y por otro anuncia que votará en contra de los Presupuestos.

 

El partido tiene una lideresa en la sombra (Susana Díaz), para la que todo son loas procedentes del ámbito de los medios conservadores. Y tiene en Pedro Sánchez a un posible aspirante a recuperar la secretaría general que anda escondido no se sabe si en brazos de la depresión o de la duda. Mientras tanto, a modo de rótula suelta y siempre a remolque, desde Cataluña el PSC juega a un juego diferente en el que el partido se juega el ser o no ser en relación con la unidad de España.

 

El resultado de todo esto es que la confusión interna se proyecta hacia el exterior como imagen de división y la división se paga con deserción en las urnas. Pese a que desde el Grupo Parlamentario intentan sacar pecho tras haber conducido al PP a pactar algunas medidas sociales interesantes, nadie sabe muy bien qué consecuencias puede acarrear la anunciada negativa a apoyar los Presupuestos visto que ante un posible o fingido bloqueo, a partir de mayo, Mariano Rajoy ya podría convocar nuevas elecciones.

 

En ese hipotético escenario, tal como pronostican los sondeos, el PSOE correría el riesgo de hundirse a la manera de cómo se hundió el PASOK en Grecia. Felipe González creía que el PSOE era el partido que más se parecía a los españoles, visto como está hoy su partido dudo que pudiera decir lo mismo. ¿Alguien sabe a dónde va el PSOE?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress