Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 3 de enero de 2017

Cuidado con los Idus de Mayo

Guardar en Mis Noticias.

No hay mayor síntoma de que hemos recuperado la tranquilidad, dentro de lo que cabe y sin entrar en detalles, que la que se ha liado con la Pedroche, con Cristina Pedroche, y su vestido o desvestido o lo que quieran. Una discusión tan enconada y de alcance que no me extrañaría que acabara por suscitar una moción parlamentaria, si hubiera salido en TVE, seguro, y un nuevo motivo de pelea tuitera entre las facciones podemitas sobre la cosa es sexista o feminista o cualquier "ista" que se les ocurra. Por mi parte no tengo nada que de decir al respecto excepto que daba gusto verla, una hermosura, oiga.

Lo cierto y de lo que nadie parece querer hablar es que quien arrasó fue José Mota y su surrealista, real como nuestra política misma, y genial programa que cosechó un 36,4% y arrasó a la competencia. Al día siguiente la repetición logró otro 12% de share. Pero nada, a seguir con las estrellitas de Pedroche. Lo que digo, un síntoma, porque el año pasado la polvareda estaba en otro lado con aquellas elecciones que Zpedro calificó de históricas y ya lo creo que lo fueron mayormente para él y su destino al que se resistió y, ojo, que aún sigue en su terquedad equina, al que sigue resistiéndose.

 

Bien está que andemos entretenidos con estas cosas, aunque lo de Estambul y lo de hace nada en Berlín, nos tenga con el corazón en vilo, que esa sí que es la peor de las que tenemos encima y que nos ensombrece el alma. Por aquí también y a nada que nos pongamos a pensar también tenemos nublos y no es el menor el que sigue, ya nos parece como una enfermedad crónica y, si me fuerzan, se diría que incurable. Lo demás, aunque haya muchos truenos, no veo yo que acabe en tormenta.

 

El PSOE tiene que hacer mucho ruido fuera para ir apaciguando los propios. Pero debe andarse con cuidado, con mucho cuidado no sea que tense la cuerda y quiera pasar del bloqueo al desguace total. Debe tener mucha precaución con los "idus de mayo", que es cuando ya Rajoy tendrá capacidad de disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones. Mucha, porque si pretende desmantelarlo todo se puede encontrar con que unos nuevos comicios a quien pillen desmantelado y lo desguacen definitivamente sea a ellos mismos. El PP está obligado a pactar, sin duda, pero los demás, PSOE y Ciudadanos, lo están aún más todavía. Y pacto es acuerdo y encontrar puntos intermedios y mínimos comunes denominadores. Porque si se rompe la baraja se pueden encontrar que han de jugar la partida sin cabeza y sin "pinta". Si la legislatura se frustra está muy claro quienes iban a ser los más perjudicados.

 

No tienen más que ver la tozudas encuestas que coinciden en su desastre y si saben leerlas pueden tambien atisbar por donde puede salirles el sol. Los socialistas están muy bajo, pero los Podemitas no remontan y aún añado que también de capa caída a la hora de la verdad del voto contado. Los sondeos siempre les dan mas que las urnas. Si el PSOE sabe medir tiempo y fuerzas, presión opositora y conseguir cosas tangibles, como el salario mínimo, sin caer en maximalismos y en alianzas a la contra que acaben por explotarles, puede en un plazo no muy largo volver a ser un partido de verdadera alternativa de gobierno. Pero para ello necesitan proyecto, liderato y prudencia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress