Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 2 de enero de 2017
Estado Islámico reivindica el ataque contra la discoteca

La Policía estrecha el cerco para detener al autor del atentado de Estambul

Guardar en Mis Noticias.

La Policía turca ha comenzado una operación en el barrio de Zeytinburnu de Estambul para detener al presunto autor del ataque contra el club Reina durante la fiesta de Nochevieja en la que murieron 39 personas y 65 más resultaron heridas. Además, las autoridades han difundido nuevas imágenes del presunto autor del atentado en el que se distingue por primera vez claramente su rostro.

[Img #54986]El terrorista, presuntamente procedente de Asia central, tendría unos 25 años, según la última información difundida por la Policía y recogida por el diario turco 'Daily Sabah' en su edición digital.

 

Las primeras informaciones difundidas por la policía apuntaban a que el sospechoso era de Uzbekistán o Kirguizistán, aunque especulaban con que podría proceder de la región china de Xinjiang.

 

Otros medios turcos que citan fuentes oficiales destacan el parecido del sospechoso con un miembro de la célula del atentado suicida perpetrado en junio contra el Aeropuerto Internacional Ataturk de Estambul, responsabilidad del Estado Islámico.

 

El atentado de Nochevieja ha sido también reivindicado por el Estado Islámico y la Policía ha detenido ya a ocho sospechosos presuntamente relacionados con el ataque, aunque el autor material sigue a la fuga.

 

"Un heroico soldado del Califato golpeó a una de las discotecas más famosas del mundo donde los cristianos celebran su fiesta apóstata", dice el mensaje que ha publicado esta organización a través de las redes sociales en el que explican que se trata de "una venganza" por los bombardeos contra musulmanes que efectúa Turquía en territorio sirio, por lo que acusó al gobierno de Ankara de ser "servidor de la Cruz".

 

Horas antes, un importante líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Murat Karayilan, negó que alguien de su formación estuviera detrás del ataque. "Condenamos el incidente de Año Nuevo. Ninguna fuerza ni ningún individuo kurdo está involucrado ni se ha llevado a cabo por nuestra parte", dijo después de que algunas fuente gubernamentales les señalaran como autores del atentado.

 

Como respuesta, desde primera hora aviones turcos prosiguen sus operaciones militares contra Estado Islámico y han bombardeado sobre objetivos de esta organización en la parte norte de Siria. Durante el fin de semana, y según ha informado el Ejército turco, 22 yihadistas han muerto dentro de la operación 'Escudo de Eúfrates', lanzada hace más de cuatro meses para expulsar al ISIS de zonas cercanas a la frontera de Turquía.

 

ACTUÓ EN SOLITARIO

 

[Img #55022]48 horas después del atentado, las autoridades de Turquía siguen buscando a su autor, un hombre que actuó en solitario -y no dos como se creía en un principio- que no iba vestido de Papá Noel, extremo que ha confirmado el primer ministro turco Binali Yildirim. Según informa el diario turco 'HaberTürk', el atacante descargó 180 balas antes de abandonar su arma en el local llegando a cambiar hasta en seis ocasiones de cargador.

 

Las últimas informaciones apuntan a que el atacante llegó en taxi al barrio en el que se encuentra la sala Reina y caminó durante varios minutos hasta la puerta, momento en el que disparó varias veces contra un guardia de seguridad para acceder al recinto. Vestido completamente de negro y con la cara cubierta, el terrorista abrió fuego en el interior dejando 39 muertos y 69 heridos, algunos de ellos en estado crítico.

 

Durante los siete minutos que duró el tiroteo, descargó su arma en seis ocasiones. Antes de abandonar la discoteca y darse a la fuga se quitó la chaqueta y dejó el arma. En ninguna de estas dos pertenencias se han hallado huellas.

 

Viendo las imágenes de las cámaras de seguridad de la sala Reina, Abullah Agar, especialista en terrorismo de la cadena CNNTürk, cree que el autor del ataque es "extremadamente profesional" y que pudo haber recibido una bala en la pierna derecha ya que antes de huir cojeaba.

 

LA MAYORÍA DE LAS VÍCTIMAS SON EXTRANJERAS

 

El atentado se produjo horas después de que la policía turca detuviese a 8 presuntos miembros del Estado Islámico en Ankara que, según creen las autoridades de Turquía, estaban preparando un atentado en dicha ciudad esta misma noche. Más de 25.000 agentes de policía estaban desplegados este sábado en Estambul en previsión de posibles ataques.

 

De las 39 víctimas mortales del ataque, 11 son de ciudadanos turcos, 24 de otros países, mientras que quedan 4 cuerpos sin identificar. Entre los extranjeros asesinados las autoridades han identificado a siete de nacionalidad saudí, cuatro de Irak, tres de Jordania, dos de la India, dos de Túnez, dos del Líbano, una de Canadá, una de Siria, una de Israel y una de Bélgica.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress