Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 28 de diciembre de 2016

Sánchez: Ser o no ser

Guardar en Mis Noticias.

Ser o no ser, esa es la cuestión. A la manera de Hamlet, Pedro Sánchez vive atenazado por las dudas.

 En la estala de aquel atormentado príncipe de Dinamarca, el defenestrado secretario general duda si proseguir su viaje por España en pos de los militantes del "PSOE de izquierdas" o tirar la toalla. El paso del tiempo le ha hecho ver que cometió un gran error al hacer oídos a quienes le aconsejaron dejar el escaño renunciando al acta de diputado. Fuera del Congreso se apagan los focos de la televisión. Los días sin llamadas de los periodistas son largos y el rally del Peugeot apenas da para una crónica de vez en cuando y en páginas interiores. Duda porque la adversidad curte pero la condición humana es frágil y porque en política, para salir adelante, se necesitan apoyos. Y los que le quedan están, a su vez, dudando.

 

Un encuentro de algunos de ellos en Madrid permitirá pasar lista y contarlos. Se habla de varios mandos intermedios y alguna baronía de menor relieve. La foto se la llevará Odón Elorza en compañía de Susana Sumelzo y Zaida Cantera. Pero César Luena y Adriana Lastra parece que ya están en post sanchismo. Buscando terceras vías sí es que alguien sabe en qué consiste el experimento. Amén de quedarse a la intemperie tras renunciar al acta de diputado, Sánchez cometió un segundo error: encomiar a Podemos, el lobo dispuesto a devorar al PSOE.

 

A la mitad de la militancia no le gustó tan inopinado acto de vasallaje .Durante el chiquiteo en las casas del pueblo que el partido tiene en el Norte se criticaba esa innecesaria concesión a quienes vienen pisándoles los talones y en las agrupaciones del Sur la facción susanista no se lo perdonará nunca. Así las cosas y visto, además, que a la manera del Guildenstern de la shakesperiana Tragedia de Hamlet, Miquel Iceta se dispone a cambiar de bando, se entiende que teniendo ante sí semejante panorama, Pedro Sánchez esté dudando en ser o no ser .En seguir o en tirar la toalla renunciando a su deseo de revancha.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress