Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Sábado, 24 de diciembre de 2016

Cataluña: Día de la marmota 2

Guardar en Mis Noticias.

Cataluña sigue amaneciendo cada día con la misma pesadilla. Han cambiado a Artur Mas por Carles Puigdemont y éste sigue echándose al monte como su predecesor, como su onomatopéyico apellido. De hecho, tienen el mismo estilo, el mismo traje, el mismo discurso, quítate tú que me pongo yo y así seguimos igual que estábamos.

[Img #54775]De nada sirven las sentencias del Tribunal Constitucional, porque no respetan ninguna ley que vaya contra sus premisas y sus imposiciones, ni las ofertas de diálogo, sólo los desplantes de las mesnadas radicales y ahora éstas no son las fuerzas antisistema, sino las que se instalan en el mismo seno del seny, o sea, el presidente catalán es confabulador de una deriva secesionista que choca con el mismo principio de la existencia del Parlament, porque éste existe gracias a la Constitución Española aprobada por amplísima mayoría de los catalanes en 1978, hecho que ahora se quiere obviar; es más, los mismos diputados que lo son gracias a los derechos respaldados por la Constitución reniegan de ésta, si bien con argumentos torticeros.

 

De nada sirve la pila de millones que el Gobierno central está inyectando a la derrochadora Cataluña política, de nada sirve la nueva disposición a inflarles la cartera a los señoritos que malgobiernan una autonomía que de no ser por el resto de España en este momento estaría en quiebra técnica, porque son ya más de 70.000 millones de euros los que acumula de deuda, a lo que se une el déficit que quiere seguir incumpliendo; y de nada sirven los avisos de Bruselas: si Cataluña se independizara saldría ipso facto de la UE, sería independiente claro, pero no tendría liquidez propia pues el facilitador de euros es el Banco Central Europeo y tendrían que pedir prestado a quien no les prestaría; claro, algunos vaticinan que quizás les prestase China, o que podrían seguir tirando de los euros, aunque obligándose, dada su deuda, a una fuerte devaluación o a cambiar de moneda, y perder con los cambios de divisas, se empobrecería en un santiamén, pero eso tampoco lo quieren ver, así lo digan los números; no quieren ver cómo pagaría a sus pensionistas, ¿qué argumentos ponen sobre la mesa los anticapitalistas de la CUP para pagar a los jubilados? Ni explican qué sistema de salud sin liquidez podría pagar las medicinas, ya que incluso ahora tardan en pagar a las farmacias; los estudiantes no tendrían ya la facilidad que tienen para cruzar fronteras y las empresas harían como en Reino Unido, si estás fuera de Europa, hay que buscar una salida, sería el Brexit 2, el Cataluñexit.

 

Pero no importa, nadie puede razonar ni explicar lo que el otro no quiere ver, es como un frontón, como hablar con una pared. Los nuevos dirigentes, agarrados a un clavo ideológico, no quieren saber nada del resto de España, sienten antipatía y lo expresan quemando fotos del Rey, que es como quemar el símbolo de unión del Estado español, porque eso es, o era, la Corona en este país dislocado tantas veces, la llave que une a un pueblo simbólicamente. España no es una república y no tenemos presidente que tenga ese papel, por eso lo tiene la Monarquía Parlamentaria. Podríamos cambiar al Rey por un Presidente y estaríamos igual: quemarían las banderas de todas formas. Suena viejo, es como si volviéramos a los albores del siglo XX. No obstante eso tampoco se explica, después del curso intensivo de lavado de cerebro en las mismas aulas, adulterando la Historia o manipulando la realidad, durante años, las nuevas generaciones piensan que el resto de los españoles somos gente extraña, de la Meseta medieval, nada más lejos de la realidad, las hostilidades vienen de ese contagio subversivo que tiene el nacionalismo. Madrid es cosmopolita y los que vivimos aquí estamos inmersos en un mar de 170 nacionalidades, no hay necesidad ninguna de sentir que somos diferentes a nadie, ni que somos singulares, ni que Madrid debe tener un derecho especial en España. Todas las regiones españolas son singulares, todos los pueblos tienen su singularidad, qué bobada es eso de tener que reconocer una singularidad en un Estatuto.

 

El año 2017 se presenta complicado políticamente y nuevamente parece que veremos el 9N, el referéndum, las manifestaciones, el gasto inútil, el gobierno que se pasa los días sin gobernar, sin atender las necesidades reales de la gente mientras vende a los incautos que esta vez sí, que sí habrá referéndum. Es otra vez el Día de la Marmota, día tras día. Están dispuestos a manipular siempre las interpretaciones, a dejarse chantajear por los partidos bisagra/poder que tienen sus propios intereses en las bancadas, o sea que tienen sus miras en salvaguardar su sillón porque no saben hacer otra cosa, es mejor eso a tener que montar una empresa y trabajar para sacarla adelante. Prefieren quizás destrozar el bienestar con falsas promesas y en esas llevan años, es el agotador sistema que han generado, es la paradoja, porque si hubiera consulta y ganara el No seguramente no aceptarían el resultado y querrían otra consulta más. Y, una tercera, y una cuarta. Los políticos de este desmadre sólo pretenden despertar cada mañana con la misma canción, quieren desfilar entre estelades, como nerones, sin percatarse de que tanto ocio de políticos cobrando por hacer nada puede llevar a una catástrofe, hasta cuando les haga despertar de verdad. Mientras, la marmota sigue repitiendo los días.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress