Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 18 de diciembre de 2016

Ahora, a por los Presupuestos

Guardar en Mis Noticias.

El Congreso de los Diputados aprobó el jueves el techo de gasto para 2017, los objetivos de déficit público y subidas de algunos impuestos, del salario mínimo y de las bases de cotización. En total, el Estado prevé que los gastos que ascienden a algo más de 118.000 millones de euros, sean exactamente los mismos que al cierre de 2016.

El objetivo de déficit para las Comunidades Autónomas ha quedado fijado en el 0,6 por ciento del PIB y las previsiones de recaudación fiscal extra por las modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades y las subidas de los que repercuten en el alcohol y tabaco de unos 4.800 millones. Ahora, el siguiente paso, antes de la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2017, se dará el próximo jueves, día en que el ministro de Hacienda ha citado al Consejo de Política Fiscal y Financiera para repartir las cantidades extra del FLA de 2016, el remanente pendiente de distribuir y redondear con todas y cada una de las autonomías cuáles son los objetivos de déficit y deuda para 2017. Después, el gobierno aprobará los fondos destinados al FLA de 2017.

 

Sin duda, es buena cosa que el Gobierno haya decidido no aumentar para 2017 el gasto total, aunque eso sí no hay que reprocharle que no haya sido capaz de encontrar partidas presupuestarias que pudieran reducirse, buscar mayor eficacia en el gasto, para producir ahorros. De nuevo se ha insistido en subir impuestos. Sin duda con mayor incidencia en las empresas que ya han puesto el grito en el cielo. Creen que las modificaciones en Sociedades van a perjudicar la inversión y el empleo.

 

Comentaba ayer con mis compañeros de Esradio dónde habrá quedado aquella promesa del PP de elaborar un presupuesto base cero. Es decir, empezar a elaborar un presupuesto partiendo de cero. Nos asombraríamos de la cantidad de partidas que contienen los miles y miles de folios de los PGE que si desaparecieran nadie lo notaría ni lo sentiría y que supondrían miles de millones de ahorro. De momento, está claro que las cosas no van por ese camino y no porque en este caso el gobierno esté en minoría. Ahora veremos cómo y con qué apoyos logra el gobierno sacar adelante los presupuestos y si nos espera alguna sorpresa más y no sólo desde el ejecutivo, sino de algún grupo político que llegó a un acuerdo de investidura y de momento se ha abstenido en la petición de la mayoría que se derogue la reforma laboral. ¿Habrá más sorpresas?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress