Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Alternativa de orden

Guardar en Mis Noticias.

Es importante el cómo se va a solventar el duelo que vienen manteniendo Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. Y es que el modelo de formación política que resulte de ese duelo determinará sin duda el futuro de Podemos.

La frase no es mía, la ha dejado dicha Iñigo Errejón: Podemos no podrá gobernar hasta que no sea percibido por la mayoría de ciudadanos como una "alternativa de orden".

 

Tiene razón. Desconocer que una inmensa mayoría de ciudadanos teme el aventurerismo político y por tanto no confiará en opciones que le prometan asaltar los cielos en vez de afrontar con realismo los problemas de la tierra, es no comprender cómo es nuestra sociedad, en la que vivimos hoy, aquí y ahora.

 

Verán, yo no sé si Errejón es un "lobo" como Iglesias, solo que se viste con piel de cordero, o es sencillamente más templado en sus posiciones políticas porque tiene cogido el pulso a la ciudadanía y por tanto sabe que una inmensa mayoría de ciudadanos no secundará la radicalidad. Solo hay que examinar como votamos los españoles.

 

Es evidente que la crisis económica ha mandado a la frontera de la marginación a muchos ciudadanos que hasta entonces formaban parte de la clase media. Personas a las que les han arrebatado sus trabajos y algo más, también sus proyectos de vida y por tanto exigen un cambio en la manera de hacer política. Un cambio que implique respuesta a sus problemas, pero ese cambio no pasa por un cambio de sistema sino por introducir más controles para evitar la corrupción y sobre todo hacer que la economía esté al servicio de los ciudadanos y no al revés y por tanto que tienen que ponerse en marcha nuevos mecanismos que impidan de nuevo una catástrofe como la que provocó la quiebra de Ledtman Brothers.

 

Sí, una buena parte de la sociedad quiere cambios, pero cambios tranquilos, sin prisa pero sin pausa y sobre todo sin postureos. Porque si de algo vienen pecando los líderes de Podemos es de convertir la política en un espectáculo.

 

Pero no solo eso. La desconfianza de amplisímas capas de la sociedad hacia Podemos tiene que ver con las declaraciones que hacen algunos de sus dirigentes, con Iglesias a la cabeza, en que descalifican de manera insultante a todos aquellos que no piensan como ellos. De manera que cabe preguntarse que harían, en caso de ganar las elecciones, con quienes no comparten sus postulados políticos. Porque la verdad es que resultan inquietantes algunas de estas declaraciones de los podemitas.

 

No, no se equivoca Errejón al decir que Podemos no ganará si no es percibido como una "alternativa de orden".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress