Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 27 de noviembre de 2016

UGT y CCOO no quieren diálogo

Guardar en Mis Noticias.

El jueves tuvo lugar en Moncloa una reunión entre el Gobierno y los llamados agentes sociales. El presidente del Gobierno y la ministra de Empleo se sentaron a una mesa con UGT, Comisiones Obreras y las patronales CEOE y CEPYME.

El gobierno pretendía arrancar el diálogo social sobre los asuntos que más preocupan. Hablaron de pensiones, de la reforma laboral, salarios, calidad del empleo.

 

Se trataba de fijar las posiciones de máximos, como en cualquier negociación, para después hablar y negociar en distintas mesas y poder llegar a algunos acuerdos. A nadie se le escapa que esta es una interlocución privilegiada. Al fin y al cabo, los sindicatos citados tienen ya poco de representativos y su tirón entre los trabajadores es manifiestamente mejorable.

 

Sin embargo, siguen sin entender la responsabilidad que aún tienen y menos la irrelevancia aún mayor en la que pueden caer, si como parece se echan en brazos de la izquierda radical. Es exactamente lo que pasó a las 24 horas de la reunión en Moncloa. Los responsables de UGT y CCOO convocaban movilizaciones para el 15 de diciembre por distintos lugares de España y una manifestación en Madrid para el domingo 18 de diciembre. Han pedido la unidad de la izquierda y de momento ya se han apuntado los de Podemos, que acabarán siendo los protagonistas y Toxo y Álvarez la comparsa.

 

A los sindicatos mayoritarios no les han interesado nunca los problemas de los parados y lo han vuelto a demostrar. Las peticiones de mayores salarios independientemente de la situación de las empresas o la subida del SMI lo avalan. Está demostrado que en este momento fuertes subidas de estas dos variables iría en contra de la creación de empleo. No importa, su parroquia tiene empleo y hay que cuidarla. Tampoco parece que quieran hablar de la calidad del empleo, que no se mide únicamente en términos de salario. ¿Por qué no quieren hablar de formación o de conciliación?

 

El trimestre pasado, la economía española creció un 0,7 por ciento apenas una décima menos que el anterior. El PIB sigue a buen ritmo, pero mucho más la creación de empleo que aumento un 0,8 por ciento y cada vez más personas se contratan a jornada completa. Además, los salarios sujetos a convenio subieron un 1,08 por ciento; la mitad de las PYMES aún no ganan dinero y apenas se ha recuperado la mitad de las 300.000 empresas que murieron en la crisis.

 

¿Entienden algo de esto Toxo y Álvarez? Parece que no, a la vista del margen que se han dado para el diálogo. Prefieren el barullo, embarrar el campo, y corren el riesgo de ser aún más irrelevantes. Pues, adelante.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress