Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 12 de octubre de 2016

Bruselas ataca de nuevo

Guardar en Mis Noticias.

La Unión Europea no pierde el tiempo. Mientras en España aún estamos sin gobierno, nuestros socios parecen pasar y nos vuelven a pedir que cuadremos las cuentas públicas. Bueno, que elaboremos un plan creíble, con las cifras verificadas, para acabar 2017 con un déficit cercano al 3 por ciento.

El ministro de Economía no se ha sentido molesto. Dice De Guindos que esto es el pan nuestro de cada día en Bruselas y asegura que antes del 15 de octubre enviará un presupuesto con las cifras de déficit y crecimiento actualizados. Eso sí ha dejado claro que tendrá que ser el nuevo gobierno el que tome las medidas necesarias para que el déficit de 2017 se ajuste a lo pactado, es decir el 3,1 por ciento del PIB.

 

La falta de un presupuesto actualizado y la posibilidad de que en Bruselas nos den un aviso estaban cantadas. Ahora parece que la investidura de Mariano Rajoy y la formación de un nuevo gobierno están más cerca que hace 15 días, aunque aún en el PSOE estén fabricando el relato de cómo se ha pasado del no a la abstención y cómo se va a producir. A día de hoy no se sabe si será una abstención técnica de once diputados o todo el grupo socialista el que se abstenga por decisión del comité federal. Los catalanes y otros amenazan con saltarse la disciplina. Todo apunta ya a que sí se facilitará la investidura de Rajoy y de hecho el Rey ha convocado ya la ronda de consultas con los partidos políticos para los próximos 23 y 24 de octubre.

 

Es cierto que ya no se llegará a tiempo para enviar a Bruselas las cuentas públicas de 2017, pero si las cosas se solucionan aunque sea en el último minuto del último día, aún se está a tiempo de elaborar unos presupuestos y aprobarlos antes de que acabe el año. Y, claro, con los recortes millonarios que hay que acometer para cumplir con el objetivo marcado. Veremos entonces los apoyos de quién vienen y hasta dónde llegan, porque las cosas nada más empezar no van a ser fáciles ni agradables. La investidura parece hecha, luego hay que gobernar.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress