Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 25 de septiembre de 2016

La reforma laboral, modelo en Europa

Guardar en Mis Noticias.

La sentencia hecha pública por el Tribunal Europeo y que se refería a una interina del Ministerio de Defensa ha traído mucha controversia entre los especialistas, empresarios, sindicatos y el propio Gobierno.

Parece claro, a la vista de las declaraciones, que cada colectivo defiende lo que más le conviene. Incluso algunos, como Ciudadanos, se apresuraron a ver en esta sentencia la obligación de implantar en España el contrato único.

 

El argumento utilizado, sin embargo, con más insistencia por parte de los sindicatos ha sido el de la necesidad de modificar la reforma laboral porque también lo apuntaba el Tribunal Europeo. La realidad es que la sentencia conocida hace unos días no dice ni una cosa ni otra y que la cuestión nada tiene que ver con la reforma laboral. De hecho, esta reforma de 2012 ha sido una de las más alabadas no sólo por la Unión Europea sino también por todos y cada uno de los organismos internacionales que la han analizado, así como por la mayoría de los economistas que por supuesto han querido profundizar en ella y analizar con seriedad y rigor sus efectos.

 

En este sentido, hace apenas unos días, el Banco Central Europeo destacaba en un informe que España es el segundo país de la eurozona que más ha contribuido a la creación de empleo desde los mínimos de 2013, es decir el 25 por ciento del total. Mientras países como Francia e Italia apenas representan el 13 por ciento. Pero, el BCE no se queda ahí en su análisis e insta a los países europeos a poner en marcha reformas como la de Báñez de 2012. Y sí, por supuesto, que nada es perfecto, y no sólo se pueden, sino que se le deben hacer retoques después de casi cuatro años.

 

Pero, es indudable que la reforma laboral ha logrado flexibilizar y modernizar el mercado laboral español, aunque aún queden cosas por hacer. Sin ir más lejos, recuperó la prohibición de encadenar contratos temporales por más de 24 meses, algo que, por cierto, había sido derogado por el gobierno socialista de Zapatero en 2010. Y si finalmente, el PP logra formar un gobierno y el acuerdo con Ciudadanos sigue en pie, en ese documento ya se recoge que la regulación laboral española se adaptaría a la directiva sobre contratos temporales, en la línea de la sentencia. Es decir, reconocer a los contratos temporales una indemnización creciente que alcanzaría los 20 días a partir del tercer año. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
MadridPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress